Alegaciones contra la construcción de un azud en el meandro del Guadalquivir

La plataforma de asociaciones ecologistas, deportivas, medioambientales y ciudadanas “Por un río vivo” [1], de la que forma parte Ecologistas en Acción de Córdoba, ha presentado ante la Confederación Hidrográfica un conjunto de alegaciones contra la construcción de un Azud en el meandro del Guadalquivir, transversal al cauce entre el Balcón del Guadalquivir y el Parque de Miraflores. En el caso de ejecutarse esta barrera, conocida como el Azud del Molino de Martos, tendrá una longitud de 230 metros y una anchura de 8 metros, elevando la lámina de agua alrededor de 2 metros en el tramo superior del río, y tendrá un presupuesto estimado en 4 millones de euros.

El objetivo de esta construcción, según declara en el proyecto la propia Confederación, es recuperar el canal de derivación que permita llevar agua al Molino de Martos y la creación de una lámina de agua por encima del azud que permita la práctica de deportes náuticos, especialmente una escuela de vela.

Para la plataforma ninguno de estos dos objetivos justifica una construcción de estas características con una inversión tan desproporcionada: el uso deportivo de la lámina de agua es muy cuestionable, como afirma el Club de piragüismo, que ya usa este tramo del río sin que le pongan barreras, y la recuperación del Molino para uso didáctico puede hacerse con un simple bombeo de agua, a la recuperación del canal de derivación, proyecto mucho mas económico y sostenible.

La plataforma entiende que elevar una barrera física de estas características en el cauce del río incumple las directivas de la Unión Europea, directivas asumidas por la administración española, que proponen “devolver a los ríos su continuidad natural, removiendo los obstáculos y barreras que no sean estrictamente necesarias”.

Las alegaciones de la plataforma se resumen en:

  1. El tremendo impacto paisajístico que supondría esta construcción en un tramo del río especialmente conservado.
  2. Posiblemente, el insalvable efecto barrera que esta construcción supondrá para la fauna piscícola, que supondría un aislamiento total de toda esta población entre la presa de Casillas y el Azud proyectado. Ya que el proyecto no aporta estudio “in situ” de las escalas de peces que avalen la efectividad real de las mismas.
  3. El efecto de esta construcción sobre las poblaciones de aves que anidan en este tramo del río y en los Sotos de la Albolafia. La construcción del azud obligaría a emigrar, con un destino incierto, a las poblaciones que se han establecido en las orillas de río y la Isla del Molino y afectaría a la colonia reproductora de garzas de los Sotos, que se vería obligada a buscar las zonas de pesca aguas arriba, aumentando el gasto energético y, en consecuencia, reduciendo las posibilidades de éxito de las nidadas.
  4. El impacto medio ambiental de la construcción de esta barrera, tanto en la remoción de lodos como en la destrucción de arbolado en la zona inundable por la nueva lámina de agua.

Las alegaciones presentadas ante la Confederación se han presentado también a la Alcaldesa y los tres grupos municipales, así como a la Delegación de Medio ambiente de la Junta de Andalucía. La plataforma hará una ronda de contactos en septiembre con todas las Administraciones con competencias en el río para presentar personalmente la batería de argumentos desarrollados en esta alegación.




Visitantes conectados: 420