El Tribunal Superior de Justicia anula el primer proyecto especulativo de la M-501

En octubre de 2005, una vez aprobado el desdoblamiento de la M-501, el Ayuntamiento de Aldea del Fresno aprobó recrecer un tramo del río Alberche para crear playas y zonas navegables. Este proyecto estaba relacionado con la construcción de urbanizaciones y campos de golf en zonas próximas. Ecologistas en Acción recurrió el proyecto y el Tribunal Superior de Justicia de Madrid lo ha anulado por no haberse sometido a evaluación ambiental.

Ecologistas en Acción muestra su satisfacción por el triunfo legal contra el primer proyecto especulativo que fue recurrido por esta organización, en la zona de la M-501. “Aunque la autovía, de momento, esté en funcionamiento intentaremos que la transformación urbanística asociada a ella sea la menor posible”.

En octubre de 2005, una vez aprobado el desdoblamiento de la M-501 (julio de 2005) el Pleno del Ayuntamiento de Aldea del Fresno aprobó el proyecto denominado “Construcción y Ordenación de Playas y Zonas Deportivas en el río Alberche”. Este proyecto consistía en recrecer el río Alberche en un tramo de 1.284 metros de longitud, aguas arriba y aguas abajo del puente de La Pedrera para crear una lámina de agua, de entre 0,25 y 2 metros de profundidad, apta para el baño y la navegación. Para ello se preveía la construcción de dos azudes (presas) de dos metros de altura y de anchura suficiente para empotrarse en las dos márgenes del río (entre 100 y 150 metros de anchura). De esta forma se conseguía la creación de playas y zonas estanciales en las dos márgenes del río. Para incrementar la profundidad del río y permitir la navegación a motor se autorizaba la extracción de hasta 175.000 metros cúbicos (367.500 toneladas) de grava del cauce del río. El proyecto incluía la construcción de puertos deportivos en el río.

Esta actuación estaba relacionada con la construcción de dos campos de golf y uno de prácticas en la finca El Rincón, aguas abajo de la zona de playas y una urbanización de 1.800 chalés de lujo, al otro lado del río, junto a la urbanización Carreta Quebrada.

El recrecimiento del río se pretendía hacer en una zona ambientalmente muy valiosa con presencia de nutria y dentro de la Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA). A pesar del fuerte impacto y lo injustificado de la actuación, el Ayuntamiento no sometió el proyecto a evaluación de impacto ambiental. Por esta razón, Ecologistas en Acción recurrió la aprobación.

El Tribunal Superior de Justicia de Madrid ha anulado la aprobación del proyecto. Aunque el proyecto fue aprobado por primera vez en junio de 2002, no fue hasta octubre de 2005, tras la aprobación en el pleno, cuando se intentó ejecutar. “Las presiones por sacar adelante el proyecto han sido muy grandes, recuerda Mª Angeles Nieto. Ya en el año 2002, Eduardo Tamayo que en ese momento era Secretario de Medio Ambiente de la Federación Socialista Madrileña, partido al que pertenecía el alcalde, José Luis Fernández Tello, intentó pactar con Ecologistas en Acción para que no denunciase el proyecto”. Aunque, Fernández Tello, sigue siendo alcalde fue expulsado del partido socialista por escándalos urbanísticos. Se da la circunstancia de que es el único municipio de la Comunidad de Madrid que perdió sus competencias urbanísticas por los graves incumplimientos del ordenamiento territorial que cometió.




Visitantes conectados: 588