Alegaciones al vertido en arroyos que desembocan en el río Guadaíra

Alwadi-ira–Ecologistas en Acción presentará alegaciones, ante la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, en relación con solicitudes de autorización para vertidos de aguas residuales en arroyos que desembocan en el río Guadaíra.

Formuladas por las industrias alcalareñas de la rama del metal, "Desguaces Manuel Gallego, S.L." y "Metasola, S.A.". Al mismo tiempo, lo pondrá en conocimiento del Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra y de la Delegación Provincial de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía.

La sociedad "Desguaces Manuel Gallego, S.L." se encuentra situada junto a la autovía Sevilla-Málaga (A-92), en el polígono Industrial denominado "Hacienda Dolores" de Alcalá de Guadaíra, a menos de dos kilómetros del río Guadaíra. Paralelo, a éste último, discurre el colector de aguas residuales que se dirige hacia la EDAR de Ranilla y que, supuestamente, debería recoger las aguas de Alcalá, La Venta de La Liebre, Polígonos Industriales, Torreblanca, etc.

La sociedad "Metasola, S.A." se encuentra situada junto a la Ctra. Sevilla-Ronda, A-376, PK. 7,2, de Alcalá de Guadaíra. Este polígono industrial, supuestamente, está conectado a un colector que deriva las aguas residuales hacia la EDAR del Copero, Dos Hermanas.

Al solicitarse verter aguas residuales a los arroyos y al río Guadaíra y no a los colectores, nos hace pensar que la carga contaminante es de tal entidad que no sería soportada por la EDAR de Ranilla, en el primer caso y EDAR del Copero en relación con la segunda empresa.

Los vertidos, de este tipo de empresa, suelen ser altamente contaminantes, afectando, igualmente, al nivel freático de las aguas en su discurrir hacia el río Guadaíra.

Los vertidos industriales al río Guadaíra son incompatibles con el "Corredor Verde del Río Guadaíra", pues sufriríamos un grave impacto al pasar sobre un arroyo de aguas pestilentes y altamente contaminadas.

Alwadi-ira-Ecologistas en Acción considera que los vertidos, de todas las industrias de la zona, así como urbanizaciones legales e ilegales, deberían ser depurados, definitivamente, en las estaciones depuradoras EDAR de Ranilla o Copero, pues, de lo contrario, sería dar un desgraciado paso atrás en los esfuerzos por la depuración de las aguas de la cuenca del río Guadaíra, y supondría un fuerte impacto sobre la fauna ligada al río: aves, peces, reptiles, etc., así como la vegetación propia de la ribera. Tenemos que recordar que el río Guadaíra es uno de los más contaminados de España, como reconoce la proposición no de Ley 8/94 relativa a la puesta en marcha del "Plan de Saneamiento y la Recuperación Integral del Río Guadaíra".

Alwadi-ir –Ecologistas en Acción considera que la autorización este tipo de vertidos crearía un gravísimo precedente, por lo que pedimos la reacción urgente de todas las administraciones y entidades sociales para impedir las pretensiones de la industria metalúrgica, así como la puesta en marcha de los sistemas de depuración de todas las aguas residuales industriales.




Visitantes conectados: 438