Se solicita que la nueva carretera entre Salamanca y Villamayor cuente con carril bici

La Asociación Ecologistas en Acción de Salamanca en relación con la nueva carretera aprobada por la Comisión de Urbanismo de la capital y que pretende unir Salamanca con el municipio de Villamayor a través de la Urbanización Vega de Salamanca, se dirigirá al Ayuntamiento para solicitar, en el marco de la revisión del Plan General de Ordenación Urbana -PGOU- que dicha carretera cuente con un carril bici segregado del tráfico. Esta iniciativa sirve además para denunciar que el proceso actual de Revisión del PGOU, a pesar de indicar que cuenta con las recomendaciones del Plan de Movilidad, no tiene ni siquiera en cuenta el diseño de carriles bici en los nuevos desarrollos urbanos cuando esta medida provocaría la reducción efectiva del uso del coche además de ser una reclamación ampliamente aceptada por todos los sectores de la población.

La organización ecologista recuerda que en estos momentos el Ayuntamiento de Villamayor está revisando su planificación urbanística y contempla la construcción de una variante que evite tráfico de paso por su casco urbano; también el desdoblamiento de la variante de la N-620 traslada más al sur el acceso con la carretera de Ledesma. Es decir que concurren una serie de circunstancias que parecen invitar a buscar una salida positiva para todos, no sólo para mayor beneficio de una iniciativa privada como es la Urbanización Vega de Salamanca, trasladando el acceso por la Carretera de Ledesma a la nueva avenida paralela al Cementerio para enlazar desde esta con la segunda ronda interior de la ciudad y lograr que el Barrio de Pizarrales, dividido en dos por la Carretera de Ledesma (calle que incluso conserva la denominación de Carretera), una vía que va adquiriendo cada vez mayor volumen de tráfico rodado, se convierta en el lugar de encuentro e interrelación del barrio a falta de otros espacios simbólicos en el mismo.

La organización ecologista denuncia que la única forma de garantizar la movilidad urbana en la ciudad de Salamanca siga siendo el potenciar el vehículo privado, que se asuma sin más las propuestas de nuevos viarios sin analizar críticamente las consecuencias de algunas de ellas. y solicita, nuevamente, la aprobación de las Directrices de Ordenación del Territorio de la comarca funcional de Salamanca, como única fórmula para la coordinación efectiva de la planificación urbanística tan necesaria de toda esta comarca y la racionalización y eficacia de los servicios públicos básicos como el transporte comarcal y de los sistemas alternativos de transporte, que sirvan además para ser coherentes con dicho Plan de Movilidad donde habla de la necesidad de reducir el uso del vehículo privado.




Visitantes conectados: 393