La Junta debe incluir a Barranco Blanco en el Catálogo de Espacios Naturales

La Federación Provincial de Ecologistas en Acción Málaga exige que Medioambiente actúe, una vez frenado la construcción de 1500 casas en el Paraje de Barranco Blanco en Alhaurín el Grande y dote de una protección especial efectiva a la zona, para así evitar cualquier otro intento de urbanización.

En este sentido, la protección pasaría por incluir el paraje dentro del Catálogo de Espacios Naturales de Andalucía.
Para la Federación Provincial de Ecologistas en Acción Málaga, la zona del río, de las cascadas, lagunas y cortados calizos del enclave deben de ser declarado ‘zona de reserva’ o ‘monumento natural’ y las sierras de Alpujata y Blanca donde está situado el paraje declaradas Paraje Natural dado el alto valor ecológico.

Cabe recordar que esta zona de Málaga reúne más de 90 especies, tanto animales como vegetales, protegidas a nivel andaluz, estatal y europeo.

Para Ecologistas en Acción existen argumentos suficientes para protección de este enclave que está integrado en el LIC (Lugar de Interés Comunitario) que conforma el río Fuengirola y el río de las Pasadas que alberga poblaciones de nutria paleártica ( lutra lutra), una especie muy sensible a la contaminación de las aguas y que cualquier proyecto futuro de urbanización puede acarrear de manera inevitable la contaminación del río con materia orgánica, compuestos químicos y metales pesados afectando a peces, anfibios y reptiles.

Entre los argumentos, el paraje conocido como Barranco Blanco, sirve como corredor ecológico que comunica las sierras Alpujata, Blanquilla de Coín, sierra de Mijas, y la red fluvial que integran los ríos Las Pasadas, Ojén y Fuengirola. De esta forma, la urbanización de este enclave natural supondrá el aislamiento geográfico, y por tanto, el empobrecimiento genético de 21 especies de plantas endémicas o protegidas, 2 de insectos, 3 de peces, 5 de anfibios, 7 de reptiles, 16 de mamíferos, y hasta 37 especies de aves.




Visitantes conectados: 162