Las peores consecuencias de la Mina de Las Cruces estan por venir

Ecologistas en Acción advierte que las peores consecuencias de la Mina de Las Cruces llegarán en los próximos años. La organización ecologista observa importantes dejaciones y falta de control de la mina por parte del Servicio de Minas de la Consejería de Innovación.

Ecologistas en Acción muestra su satisfacción por el trabajo desarrollado por la Fiscalía de Medio Ambiente de Sevilla, y espera que las administraciones públicas andaluzas colaboren lealmente con el Juzgado y no se dediquen a anteponer los intereses privados de una multinacional canadiense frente al interés público de la salud de todos los ciudadanos andaluces. En definitiva esperamos que la Consejerías de Innovación y Medio Ambiente y la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir no repitan la dejación de funciones que mantuvieron hace 12 años frente a las minas de Aznalcóllar.

La Mina de Las Cruces fue autorizada en agosto de 2003 por el entonces Director General de Minas, Jesús Nieto Gónzalez, que ha ocupado dicho cargo hasta mayo de 2008. Durante todo este tiempo el Jefe de Servicio de Minas de Sevilla de la Consejería de Innovación es, y sigue siendo actualmente J.A.Vega. Ambos son responsables del deficiente control que se ha realizado a la mina por parte de la Consejería de Innovación durante los dos primeros años de construcción y que ha conducido a la situación actual, que finalmente ha llevado a la Fiscalía de Medio Ambiente de Sevilla a interponer una querella contra la Dirección de la empresa Cobre Las Cruces.

Hace 12 años, en 1996, Jesús Nieto tuvo entre sus manos contundentes informes técnicos que alertaban de las filtraciones y del peligro cierto de que la balsa de las minas de Aznalcóllar reventara. Y pudo evitarlo parando la mina hasta que se resolvieran los problemas. Y no lo hizo. Y las denuncias de los grupos ecologistas se archivaron en los Juzgados en base a los informes sesgados de las administraciones públicas. Y la balsa reventó. Y nadie dimitió. Y Jesús Nieto es ahora Director General de ¿Prevención? y Calidad Ambiental.

Desde hace más de 8 años Ecologistas en Acción lleva advirtiendo que los proyectos presentados por Las Cruces para evitar la contaminación de aguas y del aire no iban a funcionar. Y la Junta ha permitido sin embargo que se desarrolle un proyecto sin garantías y que se consolide una situación de hecho de afecciones crónicas al medio ambiente, a cambio de puestos de trabajo, pero sin valorar las pérdidas de puestos de trabajo y de actividad económica que van a provocar sus efectos contaminantes.

Desde abril hasta julio de 2008, la Mina de Las Cruces ha sufrido graves incidentes con resultados negativos para la salud de las personas, el medio ambiente y la seguridad de los trabajadores. Coincidiendo con el X aniversario de la Catástrofe Anunciada de las Minas de Aznalcóllar, se produjo un derrumbe masivo de los taludes de la mina Cobre Las Cruces (CLC). Este derrumbe se podría haber evitado si el Servicio de Minas de la Consejería de Innovación hubiera exigido a la empresa CLC el cumplimiento estricto de todas sus obligaciones.

En las mismas narices de los servicios dirigidos por los señores Nieto y Vega, la empresa CLC se permitió el lujo de realizar multitud de balsas ilegales en el recinto minero y 20 pozos en el fondo de la mina, también ilegales, que inyectaban agua contaminada en el acuífero, a sabiendas de que los ciudadanos de Gerena todavía bebían agua de pozos de ese acuífero. La situación de contaminación se volvió entonces insostenible y la CHG tuvo que suspender el sistema de drenaje-inyección de la mina. Sólo entonces la Consejería de Innovación decidió parar la profundización de la mina, una vez que Jesús Nieto cambió de cargo.

Pero otra vez el Servicio de Minas de la Consejería de Innovación, dirigido por Vega, salió al rescate de la multinacional canadiense propietaria de Cobre Las Cruces y permitió a la mina que el sistema de drenaje-inyección siguiera funcionando, aunque siguiera produciéndose daños por valor de más de 300.000 euros, según los datos ofrecidos por la Fiscalía.

También han permitido a CLC en estos meses ampliar el perímetro de la corta minera y por tanto aumentar escandalosamente el tamaño de las escombreras contiguas, todo ello sin revisar los proyectos anteriores de desvíos de arroyos, plan de restauración, estabilidad de escombreras, etc. En la madrugada del 9 de julio se derrumbó parte de la escombrera norte de la mina, y el depósito que va a servir para albergar los residuos más peligrosos y tóxicos de la mina. Una franja de más de 500 metros de largo se hundió de golpe hasta 10 metros.

Después de todos estos desmanes, Ecologistas en Acción no entiende por qué el Consejero de Innovación afirma que el proyecto "ha sido súper escrupuloso con respecto al medio ambiente". ¿Considera acaso el señor Vallejo que tener escrúpulos consiste en contaminar con arsénico un acuífero del que bebía entonces la población de Gerena? Tampoco entendemos que la Consejería de Innovación haya ocultado a la Fiscalía todos los numerosos informes que posee relacionados con el control de la mina y del acuífero.

A pesar de ello, la Fiscalía de Sevilla considera que en la actuación de la empresa Cobre Las Cruces hay indicios de delitos contra el medio ambiente y de daños continuados a un bien público como es el acuífero Niebla-Posadas. Este acuífero es una importante reserva de agua potable para el área metropolitana de Sevilla para épocas de sequía, y de hecho, ya lo usó EMASESA para consumo de Sevilla durante el último periodo de grave sequía de la década de los 90.

Pero por desgracia, lo peor de esta mina, si no lo evitamos los ciudadanos, está por llegar. Si la mina se va de rositas con todos los incumplimientos que ha cometido hasta ahora, entonces nadie impedirá que viertan al Guadalquivir las cantidades de metales pesados que les parezca y nadie impedirá que contaminen también nuestra atmósfera cuando empiece a funcionar la planta hidrometalúrgica de obtención de cobre. De momento, uno de los responsables de la Mina, Gobaín Ovejero, se ha ido a Panamá.

Ahora, la empresa CLC ha presentado un Plan de Corrección que supuestamente servirá como sistema de protección del acuífero, pero muchos ciudadanos no confiamos en la empresa, y la actuación de la Fiscalía demuestra que esa desconfianza está sobradamente justificada.

La propia empresa CLC ha repartido por Gerena un folleto informativo explicando las supuestas maravillas de los sistemas de depuración que va a implantar. ¿Por qué no implantaron esos sistemas cuando todavía Gerena bebía agua del acuífero? ¿Por qué la CHG se niega en redondo a que Ecologistas en Acción pueda conocer y estudiar esos nuevos sistemas? ¿Qué están ocultando a los ciudadanos? Demasiadas preguntas sin respuesta.

Por eso exigimos a la CHG, que en defensa del derecho a la participación pública consagrado en los artículos 9 y 105 de nuestra Constitución, se saque a información pública ese Plan de Corrección, en tanto que afecta directamente a bienes y derechos públicos como son el acuífero Niebla-Posadas, la salud de las personas y el medio ambiente.




Visitantes conectados: 428