Satisfacción ante el replanteamiento del proyecto de Horcas Coloradas

La decisión
viene a dar la razón a la lucha mantenida por esta asociación
contra el proyecto de hormigonar los acantilados de Horcas Coloradas
construyendo carreteras, diques y aparcamientos en una zona
donde en la actualidad existe una playa. Recordemos que esta
asociación realizó una denuncia ante la Comisión
Europea contra la decisión del Ministerio de Medio Ambiente
del Partido Popular de no realizar estudio de Impacto Ambiental
y no escuchar las alegaciones de este colectivo ante este megaproyecto
de cemento. La denuncia fue aceptada a trámite con el
número 2003/4608, en base a que este proyecto de carácter
público, posee las características necesarias
para que esté obligada a presentar un Estudio de Impacto
Ambiental, conforme a las directivas 97/11/CE y 85/337/CE.

Bruselas solicitó informes al Reino de España
para aclarar el objetivo y características del proyecto.
Hay que tener en cuenta que si el proyecto se hubiera realizado,
la denuncia hubiera podido prosperar, y en ese caso el Estado
Español podría haber pagado una sanción
por no cumplir la legislación europea, por lo tanto el
Ministerio hace bien en ser cauto ya que en caso de una sanción
también podría perder posibles financiaciones.

Parece un contrasentido que siendo Melilla una de las regiones
de Europa que más fondos reciben de la Unión Europea,
no sea consecuente y intente cumplir con todo rigor la legislación
Europea.

Esperemos que ahora y con el anuncio del Gobierno Central de
volver a replantear el proyecto se diseñe un verdadero
proyecto de regeneración del litoral y no de hormigonado
de litoral que parece que lo único que pretende, como
otras tantos proyectos, es facturar la mayor cantidad de cemento
posible. Precisamente donde quieren ubicar el proyecto existe
una playa de 730 metros de longitud que puede ser perfectamente
recuperable para el uso construyéndose además
accesos peatonales. Es precisamente el tipo de playa que nos
falta en Melilla y no otra playa urbana cerrada con paseo Marítimo
y chiringuitos.

El actual proyecto mantenido por el Partido Popular lo único
que está haciendo es retrasar una posible regeneración
de litoral, ya que si desde un principio hubieran diseñado
un verdadero proyecto que regenerara la playa de Horcas Coloradas
en su estado natural no hubiera tenido la oposición por
parte de técnicos, ecologistas o el Ministerio. En el
mismo caso ha estado la Ensenada de Galápagos la cual
podría haber estado terminada hace muchos años
si el Partido Popular no se hubiera empecinado en realizar allí
un minipuerto deportivo con gran profusión de cemento
y urbanización.

En cuanto al vertedero de escombros al mar y el cerramiento
con un dique también se necesitaría un replanteamiento
sobre todo en lo que es la propia gestión de los residuos
de construcción ya que el anuncio de crear un vertedero
en el mar para 20 años con el solo aprovechamiento de
un 20% de esos residuos es mínimo, y contrasta con la
gran cantidad de presupuesto para llevarlo a cabo.

Esperamos que el PSOE local se defina en la política
a realizar en el litoral y apoye la política de su ministra
abandonando las políticas especuladoras de megaproyectos
elaboradas por el Partido Popular y que hasta ahora no han tenido
contestación.




Visitantes conectados: 174