Piden el cese inmediato de la Consejera de Medio Ambiente

Ante la solicitud realizada por el Fiscal Jefe de Ávila de que se impute la
comisión de un delito de prevaricación a la Consejera de Medio Ambiente y
Vicepresidente de la Junta de Castilla y León, María Jesús Ruiz, por su
intervención en el escándalo urbanístico de Las Navas del Marqués, la
Federación de Ecologistas en Acción de Castilla y León, integrada por 16 grupos
ecologistas de la región, pide públicamente su cese inmediato, y reclama la
misma medida para su Director General de Medio Natural, José Ángel Arranz
Sanz, también imputado por un presunto delito contra el medio ambiente.

Ecologistas en Acción entiende que la situación de la Consejería de Medio
Ambiente es insostenible, con sus máximos responsables implicados en
actuaciones presuntamente delictivas, como consecuencia de una acción
política que sistemáticamente ha supeditado el medio ambiente a intereses
económicos espurios. El caso de Las Navas del Marqués es el ejemplo más
notorio y conocido de la confusión entre intereses públicos y privados que
ha caracterizado la acción pública de la todavía Consejera de Medio
Ambiente, promoviendo y/o alentando operaciones inmobiliarias especulativas
en espacios naturales protegidos.

En el caso de Las Navas del Marqués por el que se solicita su imputación,
hay que recordar que se investiga la aprobación de la urbanización de 210
hectáreas de terrenos integrantes del Lugar de Importancia Comunitaria
"Cuenca de los ríos Alberche y Cofio", la Zona de Especial Protección para
las Aves "Encinares de los ríos Alberche y Cofio" y los ámbitos de los
Planes de Recuperación del Águila Imperial y la Cigüeña Negra en Castilla y
León, afectando a un Área Crítica para esta última especie, que fue
modificada para acomodar el proyecto.

Pero el protagonismo de la Consejera es indudable en otros escándalos
similares como el proyecto de una estación de esquí alpino en el puerto de
San Glorio (León), que ha recibido de momento 3 sentencias judiciales
contrarias, la aprobación de una macrourbanización en un paraje natural de
Soria, bautizada pomposamente como "Ciudad del Medio Ambiente", o la
declaración de Proyecto Regional del Parque de Ocio de Arlanzón (Burgos),
que prevé la edificación de un hotel, un campo de golf y 640 viviendas en
190 hectáreas de terrenos parcialmente catalogados como Monte de Utilidad
Pública.

María Jesús Ruiz ha destacado también por su "creatividad legislativa",
promoviendo directa o indirectamente la aprobación de leyes regionales para
pasar por encima de las resoluciones judiciales que le resultaban
desfavorables, como ha sido el caso de la mencionada "Ciudad del Medio
Ambiente" (hoy en el Tribunal Constitucional), o del vertedero industrial de
Fresno de la Ribera (Zamora).

En opinión de Ecologistas en Acción, la imputación de responsabilidad penal por la
destrucción de parte de un Espacio Natural protegido y una Área Crítica para
la conservación de la Cigüeña Negra inhabilita a María Jesús Ruiz como
máxima responsable de la preservación del medio ambiente en la Comunidad
Autónoma, cargo del que debería ser cesado de forma inmediata. No sería
entendible que el Presidente de la Junta de Castilla y León mantuviera en su
responsabilidad a una persona acusada de haber dañado delictivamente a
espacios naturales y especies protegidas.




Visitantes conectados: 199