Premios Atila y Aguas de Mayo 2004

Las siguientes personas públicas, por su nefasta actuación que supone un atentado para el medio ambiente, han sido nominadas para la obtención del Premio Atila, que desde hace años viene concediendo el movimiento ecologista granadino.

José A. Pérez Tapia, Delegado Provincial de Cultura, por la facilidad que hay en esta provincia para desmantelar el patrimonio histórico y a la falta de contundencia contra los infractores, que nos ha llevado a la situación actual de degradación de nuestro acervo cultural.

Pedro Fernández Peñalver, Delegado Provincial de Obras Públicas y transportes, bajo cuya dirección se están cometiendo las mayores aberraciones contra la ordenación del territorio que se recuerdan. La costa, la Alpujarra, la estación de esquí de Sierra Nevada y la vega de Granada pueden dar constancia de ello.

José Antonio Carrillo Serrano, Jefe del Servicio de Industria, Energía y Minas, por el nulo control que ejercen sobre las canteras en toda la provincia y pos su incapacidad de obligar a las empresas a acometer los planes de restauración que exige la legislación vigente.

Alfonso Esteve Polo y su mano derecha Carlos Borregón, de la Confederación Hidrográfica del Sur en Granada, por seguir, como siempre, con su política de no hacer nada contra los infractores de la Ley de Aguas, llegando incluso a pedir a los denunciantes que les hagan su trabajo de investigación de los hechos denunciados.

S. M. el Rey D. Juan Carlos de Borbón, por su negativo ejemplo de lo que debe ser el respeto a la biodiversidad y a la conservación de la naturaleza, tras sus “hazañas” matando osos en las montañas de Rumanía.

José Torres Hurtado, Alcalde de Granada, por su insistencia en acabar con la vega trasladando el ferial y colocando aparcamientos con la oposición de los vecinos. Su insistencia en cerrar el anillo de la circunvalación parece enfermiza y su trato al centro histórico se puede calificar como “exquisito”. ¿El río Genil a su paso por Granada?.- Bien, de mierda, claro.

José Antonio Morales Cara, alcalde de Armilla, típico modelo de alcalde ladrillero que se ha cargado casi toda la vega de su municipio y ahora aspira a darle el certificado de defunción total con la ubicación que quiere darle a la Feria de muestras. Además es un vocero de las bondades de este modelo de crecimiento despilfarrador de recursos naturales, de destrucción del paisaje, de insostenibilidad. También es uno de los promotores que quiere enterrar la Comisión de la vega creada por la Diputación.

PREMIOS AGUAS DE MAYO

Se conceden a aquellas personas o colectivos que durante el año se han significado por su labor en pro de un medio ambiente saludable en cualquiera de sus manifestaciones.

Cortijo del Pino en Churriana, por mantenerse aún en su integridad en medio de la vorágine constructiva de la vega.

Asociación de Voluntarios de Santa Fe, AUCA, por su labor continua en defensa de los valores de la vega y su capacidad para mantenerse dentro de sus ideales a pesar de las presiones que soporta.

Vecinos de Cortes de Baza, por su tenaz oposición a que le entuben el río Castril, y su apuesta por alternativas sostenibles de desarrollo.

Comunidad de regantes de Beas de Granada, por su defensa de la cabecera del río Darro.




Visitantes conectados: 226