El Grupo Popular en la Diputación propone pasar por encima de las leyes de Montes y Suelo

En un nuevo acto de la “creatividad legislativa” que está haciendo célebres a las instituciones de Castilla y León, el Grupo Popular en la Diputación Provincial en Valladolid pretende la aprobación por ley en las Cortes del proyecto de la pista sintética de esquí de Villavieja del Cerro (Tordesillas), haciéndola pasar por una iniciativa de “excepcional relevancia para el desarrollo social o económico de Castilla y León”. Para ello, quiere contar con la anuencia del Partido Socialista e Izquierda Unida, a los que emplaza mañana en el Pleno de la Diputación a votar conjuntamente a favor del engendro.

Al margen de la suspensión judicial y las dos sentencias contrarias al complejo de ocio (que de momento afectan a las licencias de obras y ambiental y a la autorización de uso excepcional en suelo rústico), los diputados populares de Valladolid insisten en desconocer que las leyes estatales de Montes y de Suelo prohíben el cambio de uso forestal de terrenos incendiados durante 30 años.

Esta es una medida legislativa dirigida a evitar no sólo los incendios forestales provocados para favorecer la especulación inmobiliaria, sino también que como consecuencia de la desaparición de un monte por el fuego, alguien pueda plantear la transformación del uso original de los terrenos “aprovechando que el fuego pasó por ahí”. Este es el caso de la actuación oportunista de la Diputación respecto al cerro de Villavieja: “ya que los árboles se quemaron, urbanicemos el monte”, parecen haber razonado sus responsables.

Por ello, sería prudente que la Diputación Provincial dejara de especular con los 12 millones de euros de todos (y especialmente de los vecinos del vallisoletano barrio de Villa del Prado) que lleva comprometidos en su desvarío, y reconociera que no es posible pasar por encima de las leyes básicas del Estado, renunciando a un proyecto descabellado e imposible en el lugar donde pretenden realizarlo.

Pero lejos de mostrar este mínimo de cordura, la institución provincial pretende emprender una huida hacia adelante, encargando a sus compañeros de las Cortes regionales que le saquen las castañas de este fuego, con una nueva ley “ad-hoc” que repita los éxitos de las aprobadas para sacar adelante los vertederos de Santovenia de Pisuerga (Valladolid), Gomecello (Salamanca) y Fresno de la Ribera (Zamora), o la Ciudad del Medio Ambiente de Soria. Sin jueces ni ciudadanos que molesten. Toda una lección de democracia y respeto a la Constitución y las leyes.

Y si la pista de esquí de Villavieja merece ese trato legislativo, ¿por qué no deberíamos otorgárselo también al aparcamiento subterráneo de la Plaza Portugalete? ¿y a la próxima concentración de Pingüinos en Puente Duero? ¿y al piso del Alcalde de Valladolid en la Plaza de Zorrilla?. Una pléyade de iniciativas de excepcional relevancia para el desarrollo social y económico de Castilla y León aguardan el interés de nuestros legisladores regionales.

Ante este nuevo despropósito, Ecologistas en Acción pide a los responsables de los grupos socialista y de Izquierda Unida en la Diputación y en las Cortes que muestren su rechazo rotundo a la utilización torticera de la iniciativa legislativa para sortear leyes y sentencias desfavorables, y no avalen la ineptitud de los responsables de la Diputación de Valladolid, independientemente de que su posición pueda ser favorable al desarrollo de un proyecto similar al abortado en Villavieja, en otro emplazamiento que legalmente lo admita.




Visitantes conectados: 428