La Generalitat Valenciana no hace los esfuerzos suficientes en la prevención de incendios forestales

Todas las versiones de este artículo: [Català] [Castellano]

“La Generalitat Valenciana y, concretamente, la Diputación de Alicante, no hacen los esfuerzos suficientes en la prevención de incendios forestales, e incluso, ponen en peligro sus bosques y permiten su destrucción con nefastas políticas de ordenación del territorio.”

Ésta es una de las denuncias que ha hecho Ecologistas en Acción con motivo del I Simposio Nacional sobre Incendios Forestales que se ha celebrado los días 6 y 7 de Noviembre en Polop de la Marina, organizado por el Ayuntamiento y patrocinado, entre otros, por la propia Diputación de Alicante.

Aunque para la federación ecologista estas jornadas son muy necesarias tanto por su nivel científico y experimental, como por su papel divulgador, lamentan la escasa relevancia de la prevención respecto a los temas relacionados con la extinción de los mismos.
En el área mediterránea el 49% de los incendios forestales son causados por negligencias, y a día de hoy las mayores inversiones se siguen destinando a la extinción.

No sólo en el ámbito forestal falla la redacción de normas, implementación y ejecución de Planes de Vigilancia Preventiva, sino que básicamente, la estructura organizativa, las competencias y las asignaciones presupuestarias están en manos de inexpertos.

En la actualidad, todos los terrenos forestales del País Valencià están declarados como zonas de alto riesgo de incendio y la Ley Forestal (Ley 3/1993) a través de especificaciones legislativas y reglamentarias, prevé el desarrollo de documentos de planificación en varios niveles territoriales: “planes básicos de prevención de incendios en parques naturales, de demarcación y locales.”

En este sentido, la Conselleria de Medi Ambient, Aigua, Urbanismo i Habitatge preveía para el año 2008 la finalización de los 4 primeros Planes de Prevención de Incendios Forestales de Demarcación (entre los que se encuentra el de Altea) y Ecologistes en Acció ha basado sus alegaciones al Plan de Demarcación de Chelva en los siguientes puntos:
- Resaltamos la carencia de los fundamentos técnicos sustanciales al no contemplar las continuidades geográficas y ecológicas del Plan, reduciendo su aplicación al ámbito administrativo.
- Exigimos la correcta dotación, aplicación y difusión de la Orden de Conselleria de Medi Ambient (…) por la que se convocan y aprueban las bases reguladoras de las ayudas gestionadas por la Dirección General de Gestión del Medio Natural, y especialmente el desarrollo del Plan de Selvicultura Preventiva que estima una inversión de 5.668.230 euros para 2008.
- Denunciamos que pese a la existencia de una normativa estatal y autonómica suficiente, esta no se pone en práctica. Diversas empresas que están trabajando en el medio forestal no respetan el paro de la actividad en situaciones de nivel 3 de peligrosidad.
- Reclamamos que se promueva el empleo de técnicas como el compostage o el triturado para la gestión de restos agrícolas, ya que es otra de las causas de mayor incidencia en el origen de los incendios forestales. Este cambio de técnicas supondrá además una reducción drástica en la emisión de gases a la atmósfera (causa del Cambio Climático) y conseguirá que el CO2 fijado por los vegetales cultivados quede inmovilizado en el suelo, como método de lucha contra la desertización y desertificación.
- Solicitamos que se hagan políticas serias encaminadas a la generación de energía por biomasa mediante la instalación de una planta comarcal, su ubicación debe racionalizarse con respecto al volumen potencial de biomasa generado y su rentabilidad debe mantener los costos de infraestructuras, personal y mantenimiento que se generen. Es aquí donde se debe realizar la destrucción del combustible vegetal.

Por último, Raúl Navarrete, responsable de la campaña estatal de incendios forestales de Ecologistas en Acción, presente en el Simposio, ha incidido en que la presión humana y urbanística que se ejerce en la Interfaz Urbano-Forestal en la Marina Baixa es insostenible, al carecer de zonas de áreas de defensa, áreas de evacuación, puntos de agua y planes de seguridad en la época estival.




Visitantes conectados: 543