Dos años para frenar la pérdida de biodiversidad

Todas las versiones de este artículo: [English] [Castellano]

El 6 de enero se cumplen ocho años de la extinción del bucardo, el último ejemplar de esta cabra montes endémica de la Península Ibérica apareció muerta en el Parque Nacional de Ordesa. Coincidiendo con esta triste fecha, Ecologistas en Acción recuerda que ya solo quedan dos años para que finalice el plazo establecido por los Jefes de Estado de la UE para frenar la pérdida de biodiversidad en 2010, por lo que exige a todos los gobiernos que adopten medidas extraordinarias para intentar al menos una reducción significativa del ritmo de perdida de la diversidad biológica.

Los Jefes de Estado de la Unión Europea se comprometieran en junio de 2001, en el Consejo Europeo de Gotemburgo, a detener la pérdida de biodiversidad antes de 2010, y en los siete años y medio transcurridos han sido escasas y muy insuficientes los esfuerzos realizados para lograr este objetivo por parte de la Comisión Europea y de los diferentes países de la Unión Europea, y muy especialmente por parte de los Gobiernos autonómicos y central del Estado español.

Por ello ahora que solo quedan dos años para finalizar el plazo establecido, y con unas perspectivas muy negativas, Ecologistas en Acción exige a todos los gobiernos que adopten medidas urgentes y extraordinarias para intentar que por lo menos se consiga reducir de forma significativa el ritmo de pérdida de la diversidad biológica.

Ecologistas en Acción considera que dado que España es un país privilegiado por su Biodiversidad, su responsabilidad en materia de conservación de la naturaleza es mayor si cabe que la de otros Estados de su entorno. Por ello la conservación de la biodiversidad se debería de contemplar como uno de los principales activos y prioridades, circunstancia que no se da hasta la fecha ni a nivel estatal ni de las Comunidades Autónomas, ya que se trata de un factor de diferenciación positivo que ofrece oportunidades en el ámbito social y, también, si se conduce adecuadamente en el económico.
Para Ecologistas en Acción reducir el actual ritmo de pérdida de biodiversidad es imprescindible que durante 2009 se adopten las siguientes medidas:

  • Adaptar las actividades humanas a las necesidades de los ecosistemas naturales, asegurando el mantenimiento de los servicios ecosistémicos de los que dependemos.
  • Reducir la sobreexplotación de los recursos naturales, especialmente de las actividades que mayor repercusión tienen sobre la biodiversidad, como la pesca.
  • Condicionar todas las políticas sectoriales, especialmente las de urbanismo, transportes, energéticas y agrarias, a las necesidades de conservación de la diversidad biológica.
  • Aplicar sistemas de coordinación y colaboración entre las administraciones, aplicando criterios de actuación y mecanismos de gestión similares.



Visitantes conectados: 472