El Ayuntamiento ordena la demolición de la finca Los Pinos

La teniente alcalde de Urbanismo Patricia Ybarra ha ordenado la demolición del edificio construido por la empresa Construcciones y Promociones Chiclana 2000 S.L. en la finca Los Pinos, terrenos ubicados en la margen derecha de la carretera de Fuentebravía y clasificados por el actual PGOU como No Urbanizables.

Ecologistas en Acción ha denunciado reiteradamente la construcción de este gran edificio, porque el Ayuntamiento, como siempre, nunca inició actuaciones de oficio, a pesar de que las obras son perfectamente visibles desde esta concurrida avenida. También como siempre, los responsables municipales han ordenado la paralización de las obras para eludir posibles responsabilidades penales, pero nunca paralizaron nada. Más aún, IP y PSOE pretendieron incluir esta finca como urbanizable en el nuevo PGOU, a pesar de tener unos de los bosques mejor conservados del municipio. Para colmo, estos dos partidos aprobaron en Pleno un convenio urbanístico para permitir la construcción de 326 viviendas, un hotel y un centro comercial.

Las actuaciones ilegales en esta finca datan de noviembre de 1998 cuando Bartolomé Cantos, representante de la empresa, ordenó, en connivencia con Caraballo, la tala de parte del bosque, lo que motivó una sanción por parte de la Consejería de Medio Ambiente de diez millones de pts. y la obligación de repoblar lo ilegalmente talado, repoblación que nunca se hizo. En 2003 se inician las obras de esta edificación, en suelo protegido y sin licencia de obras. Ecologistas en Acción lo denunció a Urbanismo; Juan Carlos Rodríguez firmó la paralización de las obras en junio de 2003, paralización que nunca se ejecutó. Las sucesivas denuncias de Ecologistas en Acción se resolvían con nuevas órdenes de paralización, pero ni se paralizaba, ni se imponían multas coercitivas ni se ordenaba su demolición. Ecologistas en Acción solicitó el pasado mes de junio al alcalde que se procediera a resolver el expediente sancionador y de demolición, y que, caso contrario, nos reservábamos la facultad de exigir las responsabilidades penales por prevaricación ante el juzgado correspondiente.

La actual teniente de alcalde de Urbanismo ordenó la paralización de las obras en diciembre de 2007, y la demolición del edificio en marzo de 2008 mediante Decreto que fue recurrido por la empresa promotora. En julio Ybarra firmó la desestimación del recurso y confirmó la orden de demolición del edificio ilegal, advirtiendo que de no hacerse en el plazo de un mes, se procedería a imponer multas coercitivas mensuales del 10% del valor de la edificación.

A Ecologistas en Acción, a pesar de ser la denunciante y haber requerido reiteradamente al Ayuntamiento que actuara ante el sistemático desprecio a las órdenes de paralización por parte de los responsables de la empresa, se le ha dificultado acceder a la documentación de este expediente por parte del Jefe de Servicio de Disciplina Urbanística Fernando Jiménez. De hecho, la documentación sobre la orden de demolición la solicitamos el pasado mes de septiembre, y no se nos ha facilitado hasta ahora que lo ha ordenado la teniente de alcalde ante la que presentamos una reclamación.

Ecologistas en Acción valora muy positivamente la resolución de este expediente de demolición pero destaca que siguen sin imponerse multas coercitivas a los responsables de construir este edificio ilegal.

Esperemos que la demolición del edificio de la finca Los Pinos y la conversión de este bosque en un gran parque público sean un aldabonazo a la opinión pública para que tomen conciencia de la importancia de respetar la legalidad urbanística y conservar nuestras masas forestales.




Visitantes conectados: 319