Desclasificación para evitar una macrourbanización en Benamahoma

Ecologistas en Acción se ha dirigido a la alcaldesa de Grazalema para solicitar que se inicien los trámites para desclasificar los terrenos en los que se pretende construir una macrourbanización de 184 viviendas en Benamahoma, lo que supondría duplicar la superficie y población de esta localidad serrana.

El Plan General de Ordenación urbana del municipio de Grazalema se aprobó definitivamente por la Comisión Provincial de Ordenación del Territorio y Urbanismo en julio 2006, en plena burbuja inmobiliaria. El Ayuntamiento defendió unos crecimientos urbanísticos desmesurados, con más de 800 nuevas viviendas, lo que suponía aumentar un 50% el casco urbano de Grazalema y triplicar el de Benamahoma. Ecologistas en Acción mostró su oposición a estas pretensiones en sus alegaciones y ante la Junta Rectora del parque, pues podrían provocar graves e irreversibles impactos en el municipio más emblemático del parque natural.

La promoción de mayor envergadura se proyectó en Benamahoma, en la zona del Baldihuelo, donde se proyectó una macrourbanización (Suelo Urbanizable R-3) de 384 viviendas, mayor que el actual pueblo. Esta propuesta, defendida a capa y espada por el Ayuntamiento, ocasionó una gran polémica y la más rotunda oposición de Ecologistas en Acción, que conseguimos, si no eliminar este despropósito, si que se fuera reduciendo el número de viviendas y la superficie hasta las 4,74 has y 170 viviendas que contempla el PGOU aprobado definitivamente.

En total el PGOU contempla 696 nuevas viviendas en los nuevos suelos urbanizables, 323 en Grazalema y 373 en Benamahoma, que unido a las posibilidades de construcción en solares del suelo urbano, se superarán ampliamente las 700 viviendas, cifra que nada tiene que ver con las necesidades de vivienda para la población local ni para un turismo sostenible, que nunca debe basarse en crecimientos de segundas residencias, sino en un turismo de alojamiento en casas y hoteles rurales adecuando edificios rehabilitados que conserven la tipología tradicional.

La crisis del ladrillo ha estallado, como muchos veníamos anunciando, lo que hace más que inviable esta macrourbanización, de hecho, su principal empresas promotora –LARES- está en quiebra, habiendo anunciado el concurso de acreedores, y cerrado su sede social. Las nuevas leyes que regulan las viviendas de protección oficial exigen un 30% de VPO en todos os desarrollos, lo que implicaría 51 VPO en esta urbanización, cifra muy superior a las necesidades de Benamahoma. La construcción de esta urbanización, unida a los demás desarrollos urbanísticos previstos en el PGOU, crearía una bolsa de 120 VPO, imposible de dedicar a su función legal y social, esto es, a viviendas de primera residencia para vecinos del municipio, lo que terminaría por crear urbanizaciones fantasmas o dar lugar a fraudes en su adjudicación.

Por todo Ecologistas en Acción entiende que es el momento de corregir el error que supuso incluir esta macrourbanización en pleno Parque Natural Sierra de Grazalema y proceder a la desclasificación de estos terrenos. No hay razones para no hacerlo. Benamahoma cuenta, al margen de esta urbanización, con suficientes previsiones de crecimientos urbanísticos para abordar las necesidades de viviendas y equipamientos para la población local, que es el principal fin de urbanismo. La desclasificación de un suelo que no tiene aprobado los instrumentos que desarrollan las previsiones del PGOU, en este caso el Plan Parcial, no da derecho a indemnización de ningún tipo. El Ayuntamiento de Grazalema ya tiene experiencia al respecto, pues el PGOU desclasificó todas las huertas del Majaceite en Benamahoma que en las anteriores Normas Subsidiarias se declararon urbanizables. Además, la nueva Ley 8/2007 de Suelo se estipula que la valoración de los suelos se realizará en base al estado del mismo y no a las expectativas de lucro cesante, es posible la expropiación de los Sistemas Generales previstos a un precio más que razonable, al tratarse de terrenos que se valorarían como agrícolas o forestales.

Esperamos que el Ayuntamiento acepte nuestra propuesta y demuestre que está por un urbanismo al servicio de los ciudadanos y por la defensa de los valores naturales y patrimoniales del parque natural, y no por seguir defendiendo proyectos especulativos que no deben tener lugar en nuestro municipios, y menos en pleno corazón de un parque natural.




Visitantes conectados: 232