Rechazo a la aprobación del Plan de Ordenación del Levante

Ecologistas en Acción rechaza el Plan de Ordenación del Levante de Almería aprobado el pasado 2 de febrero en Consejo de Gobierno de Andalucía, por suponer por un lado la legalización de recalificaciones urbanísticas ilegales y ser una herramienta más para la especulación.

El Plan Subregional que ordena el territorio del levante de la provincia de Almería, desde Pulpí hasta Carboneras, después de 10 años de retraso, es insostenible, no cumple con las limitaciones de crecimiento del Plan de Ordenación del Territorio de Andalucía (POTA) y no garantiza una gestión del territorio en equilibrio con los recursos naturales.

El Plan aprobado establece criterios de protección en el litoral positivos como es ampliar la servidumbre de protección a 200 metros y que en la zona de influencia de 500 metros solo se puedan construir equipamientos y dotaciones, pero la realidad es que el litoral del levante almeriense que todavía no han machacado las urbanizaciones es mínimo, por lo que estas medidas llegan muy tarde.

Este Plan crea cuatro áreas residenciales, siendo la mayor de 5.000 has, Llano Central, un núcleo urbano, invento perverso de políticos, totalmente artificial alejado de los núcleos ya existentes, un modelo de ciudad sin alma para 25.000 residencias, poco sostenible y con un notable incremento de infraestructuras, incumpliendo los objetivos del POTA.

Otro área residencial, el más pequeño, de 121 has para 1800 viviendas es continuidad de los tres sectores del hotel ilegal del Algarrobico de Carboneras en el Parque Natural de Cabo de Gata, en las parcelas Torre del Rayo y Loma de la Cañada, un pelotazo urbanístico ilegal cometido con la complacencia de la Junta de Andalucía que ahora lo legaliza, monte público que se recalifica para urbanizar, que es espacio de especial protección comunitaria y perteneciente a la Red Natura 2000.

En el Plan tampoco hay una previsión real de los recursos hídricos de la zona ni el impacto que tendrá el abastecimiento de agua a través de desaladoras.

Es un Plan de atropellos y de contentar los intereses especulativos de los alcaldes y alcaldesas de la comarca, permitiendo suelo urbanizable en suelos que no atienden a necesidades reales de viviendas, no se desclasifican suelos urbanizables que se encuentran en zonas protegidas como Lugar de Interés Comunitario, casos de Turre y Bedar, no contiene ningún Plan de Movilidad, siendo inexistente el transporte público o algo elemental como una red de carriles bici, y promete inversiones y puestos de trabajo a cientos de miles, será también por los campos de golf que vendrán después alegando interés social?

Ecologistas en Acción realizó alegaciones y no se ha recibido respuesta por parte de la Junta de Andalucía, vulnerando el derecho de acceso a la información ambiental.

Ecologistas en Acción muestra su rechazo al Plan de Ordenación del Levante por considerar que es un plan que sigue apostando por un modelo de gestión del territorio insostenible y que sigue obedeciendo a intereses ajenos a los de la ciudadanía.




Visitantes conectados: 402