No al desmantelamiento ferroviario de Palencia

La entrada en vigor el 1 de enero de 2005 de la Ley del Sector Ferroviario, que el PP aprobó utilizando su mayoría absoluta y de la cual el PSOE pidió su retirada en el congreso y en el senado, va a suponer la segregación de la actual RENFE en dos sistemas, la privatización del servicio ferroviario y el cierre de líneas sin tener en cuenta su rentabilidad social y ecológica.

Con esta Ley, el tren corre el peligro de convertirse, de un sector público al alcance de todos, en un negocio que solo sirve a los intereses de unos pocos, pero que hemos pagado y pagaremos todos. En una Provincia como Palencia, eminentemente rural, agricola y azotada por el problema de la despoblación y el paro, el cierre de estaciones y la eliminación de servicios de venta de billetes, esta suponiendo, ya en la actualidad, el golpe de gracia a nuestro futuro, pues acabar con el único medio de transporte regular y ecológico, que llega a algunos lugares, es negarnos una vez más, cualquier posibilidad de solucionar estos problemas y los que puedan derivarse de tanta «Vía rápida».

Desde Ecologistas en Acción de Palencia como miembros de la Plataforma en defensa del ferrocarril en nuestra provincia, exigimos unos servicios públicos ecológicos, sostenibles y al alcance de todos, considerando que esta Ley, tal como esta redactada perjudica nuestros derechos como ciudadanos, solicitamos al gobierno que inste la derogación de la citada Ley, cumpliendo así con el compromiso que el partido ahora en el gobierno, apoyó en defensa de un ferrocarril como servicio público y foco de desarrollo económico y social, cuando era oposición.

Creemos que existen otras soluciones para los servicios públicos de transporte, que no pasan ineludiblemente por su segregación, sino por la incorporación de unas buenas dosis de imaginación y eficiencia en su gestión, en colaboración con el resto de organismos del estado.




Visitantes conectados: 255