Endesa quiere la utilidad pública de la térmica para expropiar

La Junta de Castilla y León ha publicado hoy martes 17 de febrero en el BOE un nuevo anuncio sobre la declaración de utilidad pública de la central térmica de Endesa en Ledesma.

Este nuevo anuncio pretende subsanar las irregularidades denunciadas por Ecologistas en Acción, cuando se publicó el trámite de información pública el 20/11/2008 en el BOE y el 25/11/2008 en el BOCYL. Durante aquel período de exposición pública se negó el acceso a la documentación a interesados, propietarios y a asociaciones como Ecologistas en Acción, a pesar de que la ley es tajante en este punto.

El artículo 143 del Real Decreto 1955/2000 señala que entre la documentación expuesta debe estar la “Relación concreta e individualizada, en la que se describan, en todos sus aspectos, material y jurídico, los bienes o derechos que considere de necesaria expropiación”. La lista de las fincas afectadas por la posible expropiación no estaba disponible inicialmente. Este Real Decreto es el vigente para las expropiaciones para instalaciones de energía eléctrica.

El procedimiento de declaración de utilidad pública tiene como objetivo permitir a una empresa privada practicar las expropiaciones necesarias para llevar adelante su proyecto, como si se tratara de un proyecto de la Administración. Pero antes de expropiar, hay que darle la oportunidad a los afectados para que expongan sus opiniones, y es ahora, durante la información pública, cuando pueden alegar.

Por eso es fundamental que se disponga de la relación de fincas afectadas por la central térmica. Habría indefensión de los interesados si se declara la utilidad pública sin conocer cuales son los bienes que se van a expropiar, como pretendía inicialmente Endesa en connivencia con la Junta de Castilla y León. Y estos hechos fueron los denunciados en el procedimiento anterior, ya que no se conocían las fincas por las que iba a transcurrir tanto el gasoducto como la línea de alta tensión.

La central térmica que Endesa quiere construir en Ledesma está muy mal situada. Por eso necesita la construcción de un gasoducto de 26” que le suministre el gas natural necesario para quemar. El gasoducto previsto tiene su origen en Doñinos de Salamanca, por donde pasa el gasoducto Almendralejo-Zamora. La térmica de Ledesma también necesitaría una línea de evacuación de la electricidad generada. Debido a la saturación de las múltiples líneas existentes en la zona, sería necesario construir una nueva de 400 kV desde Ledesma hasta Piñuel (Zamora) donde conectaría con la línea Villarino-Tordesillas.

Ambas infraestructuras tendrían un fuerte impacto ambiental, al que hay que añadir la contaminación y el excesivo consumo de agua propio de una central térmica de ciclo combinado. Además los propietarios afectados verán expropiadas sus fincas con un precio tasado, y sin más recurso que el pataleo.

España produce más electricidad de la que consume (es exportador neto de electricidad desde 2004, según Red Eléctrica de España) y Castilla y León genera el triple de electricidad de la que necesita (según el Ente Regional de la Energía). No es necesaria una mayor producción eléctrica, y menos aún en Castilla y León. Los embalses del Tormes y del Duero en Zamora y Salamanca ya contribuyen de manera muy importante a este excedente eléctrico. Por tanto, una nueva central eléctrica no tiene ningún interés social, sino que simplemente es un negocio privado de Endesa. Y en este ámbito debe negociar con los propietarios, de particular a particular, si quiere adquirir los terrenos necesarios para sus infraestructuras. Sin la superioridad que le da la potestad expropiatoria propia de la Administración.

De hecho, la Junta de Castilla y León ya le negó a Endesa que su térmica de Ledesma fuera declarada Proyecto de Interés Regional, ya que “el proyecto de implantación de la central de ciclo combinado presentado no justificaba suficientemente la utilidad pública e interés social para ser declarado Proyecto Regional, siendo por tanto la propuesta a emitir (…) para la aprobación del mismo desfavorable”. La tramitación de la central térmica de ciclo combinado de Ledesma como Proyecto de Interés Regional hubiese sido mucho más simple, y sin participación de afectados e interesados, como vecinos, propietarios y asociaciones como Ecologistas en Acción.

Ecologistas en Acción recomienda a los vecinos y propietarios de los pueblos afectados que se personen en las dependencias de la Junta de Castilla y León en Salamanca (Industria y Energía, Ronda de Sancti Spiritus, 3) para conocer si sus fincas se van a ver afectadas y alegar cuanto estimen oportuno.

A la espera de conocer detenidamente el proyecto, Ecologistas en Acción de Salamanca señala los pueblos que se pueden ver afectados por cada una de las infraestructuras:

Gasoducto 26”
Doñinos-Ledesma (30 km)
Línea alta tensión 400 kV
Ledesma-Piñuel (Zamora) (35 km)

Carrascal de Barregas
Carrascal de Velambélez
Doñinos de Salamanca
Espino de los Doctores
Florida de Liébana
Golpejas
Ledesma
Parada de Arriba
Pino de Tormes
San Pedro del Valle
Santibáñez del Río
Vega de Tirados
Villarmayor
Zarapicos
Alfaraz (Zamora)
Almeida (Zamora)
Bermillo de Sayago (Zamora)
Escuadro (Zamora)
Fresno de Sayago (Zamora)
Ledesma
Moraleja de Sayago (Zamora)
Piñuel (Zamora)
Torrefrades (Zamora)
Viñuela de Sayago (Zamora)



Visitantes conectados: 269