El Alcalde de Almoguera dispuesto a aceptar el cementerio nuclear

El Alcalde de Almoguera, municipio muy próximo a Yebra (Guadalajara), ha declarado estar dispuesto a postularse para albergar el Almacén Transitorio Centralizado (ATC), donde se depositarían los residuos de alta radiactividad procedentes de todas las centrales nucleares españolas.

Los acontecimientos se suceden en el sentido predicho por Ecologistas en Acción: No sólo el alcalde de Yebra sino también el del cercano municipio de Almoguera (Guadalajara) está dispuesto a postular su municipio para albergar el ATC.

El independiente Luis Padrino, alcalde de Almoguera, ha declarado que estaría dispuesto a albergar el ATC por razones exclusivamente económicas. Padrino ha mostrado su disposición a la vuelta de un viaje a EEUU para visitar un cementerio nuclear temporal en dicho país, visita que ha realizado con otros alcaldes de la AMAC (Asociación de Municipios Afectados por Centrales Nucleares). Este viaje a EEUU, cuya financiación no han aclarado nunca, se suma a los realizados previamente para visitar el cementerio nuclear de Habog (Holanda), similar al que se quiere instalar en España.

Las afirmaciones de Luis Padrino, muestran la veracidad de los hechos difundidos por Ecologistas en Acción: El alcalde de Yebra ha logrado un acuerdo de los municipios circundantes al suyo, para albergar el ATC. Esto evitaría la hipotética oposición de los ayuntamientos vecinos a Yebra, puesto que el acuerdo organiza una distribución de los fondos.

El hecho de que Padrino no pertenezca ni al PSOE ni al PP, coloca a este regidor fuera de las presiones de las secciones provinciales de estos dos partidos, que ya se han manifestado en contra de la instalación del ATC.

La posible oferta de Luis Padrino favorece que la zona de Yebra y Almoguera aumente las probabilidades de albergar esta peligrosa instalación.

Los conflictos sociales que ya se están produciendo y las declaraciones de estos alcaldes, según las que sólo ofrecen sus municipios para albergar el ATC por motivos económicos, muestran a las claras lo difícil que es encontrar formas de gestión para estas peligrosas sustancias radiactivas que son los residuos de alta actividad, es decir, el combustible gastado de las centrales nucleares.




Visitantes conectados: 473