Pregunta a la Ministra de Medio Ambiente sobre el río Castril

Ecologistas en Acción pregunta a la Ministra de Medio Ambiente para qué y para quién es el agua del río Castril.

Si resulta que ya está demostrado que Zújar, Baza y Caniles NO necesitan agua para abastecimiento, esperamos la respuesta de la ministra que aclare el destino de unas aguas que pueden acabar para siempre con uno de los ríos con más biodiversidad del país.

El Consejo de Ministros de 15 de diciembre de 2006 acordó la aprobación del proyecto de “Obras de Emergencia” para el abastecimiento de agua a las poblaciones de Zújar, Baza y Caniles -en la provincia de Granada- aguas abajo del embalse del Portillo, en el río Castril, a 36 km de distancia.

Estas obras nunca han demostrado su carácter de emergencia, ya que no se da ninguno de los supuestos contemplados en la legislación competente- a saber, desastre natural, peligro para la población o defensa nacional- y nunca ha faltado el agua en las poblaciones receptoras.

Estado actual del río Castril

No sólo eso, sino que el municipio de Zújar, a los pocos meses de aprobado el proyecto -concretamente en marzo de 2008- aprueba la construcción de un complejo turístico ligado a un campo de golf.

“El proyecto arquitectónico supondrá la creación de 450 viviendas y 50 alojamientos en cuevas. La edificación conllevará la realización de un hotel restaurante de cuatro estrellas, un aparta-hotel, un club de golf, apartamentos, torres y un club de golf. Y en una fase posterior, un club de tenis, uno náutico y un centro comercial. También un vivero botánico y un quiosco. En la última fase se construirán un embarcadero, un spa y unas cuadras”.

Baza, que extrae de su acuífero 6 Hm3 para consumo humano y regadíos, presenta, según datos oficiales, una recarga anual de 35 Hm3.

No sólo eso. Desde que se aprobó el proyecto de obras de emergencia, la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir ha autorizado concesiones en firme, por más de 300.000 m3 anuales en total, para regar olivos y almendros principalmente.

Lo que demuestra que no hay problema para el abastecimiento urbano de Baza es la autorización temporal (julio de 2008) para derivar aguas subterráneas de un pozo ilegal – dentro del perímetro de protección por captación de aguas para el consumo y que ha secado unas fuentes históricas- con un volumen anual de más de un millón de metros cúbicos (1.116.000 exactamente)

Se da la circunstancia que ese pozo estaba ya sancionado y con orden de precinto por resolución de la Ministra de Medio Ambiente.

Para rizar el rizo, se acaba de autorizar a Caniles 613.723 m3/año para abastecimiento de un nuevo pozo propio. Esto supone algo más de 339 litros por habitante y día de esta nueva concesión, a lo que hay que sumar lo que actualmente tienen y que no les ha faltado nunca.

Una vez presentada esta exposición, ya sólo nos queda una pregunta: ¿Para qué y para quién son las aguas que se piensan detraer del río Castril con la excusa del abastecimiento a las poblaciones de Zújar, Baza y Caniles?

Esta obra incumple la Directiva Marco de Aguas y afecta gravemente a un ecosistema contemplado en la Directiva Hábitat, por lo que también se denuncian estos hechos ante la Unión Europea.

El río Catril es una fuente de biodiversidad enorme, que presenta varios endemismos piscícolas y una población de macroinvertebrados que continuamente ofrece nuevas especies para la ciencia.

Hay un pueblo, Cortes de Baza, que espera con curiosidad e indignación saber para qué y para quien son las aguas que van a detraer del río.




Visitantes conectados: 415