Campaña anti-transgénicos en Castilla-La Mancha

Ecologistas en Acción de Castilla-La Mancha ha iniciado una campaña contra los transgénicos ante la proliferación de cultivos y ensayos con organismos modificados genéticamente que está facilitando la Consejería de Agricultura.

Los últimos datos publicados por el Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, referentes al numero de hectáreas dedicadas al cultivo de transgénicos en España, ofrecen para Castilla-La Mancha en el año 2008 la cifra de a 4800 has, lo que sitúa a esta región en la quinta posición de las comunidades autónomas en numero de hectáreas cultivadas de estos experimentos transgénicos.

Castilla-La Mancha ha estado a la cabeza en el cultivo de plantas modificadas genéticamente desde 1998, año en el que el Gobierno de España, con el visto bueno de las autoridades europeas, permitió el ensayo y cultivo de las distintas variedades de transgénicos. De hecho nuestra región, siempre ha estado entre los primeros puestos, llegando en el año 2003 a cultivar más de 8000 hectáreas.

La empresas que encontraron un filón en terrenos de Castilla-La Mancha son la multinacionales Pioneer y Monsanto, que en la actualidad están pidiendo autorización para una serie de ensayos con variedades para las que todavía no hay autorización para su comercialización.

Algunos de estos ensayos se han podido conocer a través de la página web de la Junta, ya que este ha sido el método usado por la consejería de Agricultura para realizar la obligada información pública sobre estos ensayos.

Ecologistas en Acción ha tenido así conocimiento de experimentos en campos de La Gineta (Albacete), Alpera y Tarazona de la Mancha (Albacete), Daimiel (Ciudad Real), Yunquera de Henares (Guadalajara), Calera, Choza y la Puebla de Montalbán (Toledo), a los cuales ha empezado a hacer alegaciones.

Esta forma de hacer información pública es absolutamente irregular, ya que no permite un acceso a todas las personas interesadas, por ejemplo, los dueños de campos colindantes a los ensayos. Lo legal en estos casos es publicar la información pública en el Diario Oficial y anunciarlo en las cámaras agrarias y ayuntamientos.

Parece que así se pretende pasar de tapadillo estos experimentos en los que se juega con la salud, la protección de los cultivos colindantes y del medio ambiente, sólo para beneficiar a empresas multinacionales.

Los organismos modificados genéticamente o transgénicos son un experimento a gran escala con una tecnología llena de efectos imprevistos y no deseados. Amenazan a nuestra salud, ya que nadie puede dar garantías de su inocuidad, tienen efectos ambientales negativos y producen contaminación genética, pudiendo afectar a cultivos a donde el viento arrastra el polen contaminado, y agravan los problemas de acceso a la alimentación, ya que las multinacionales se garantizan la patente de estos organismos y con ello pueden controlar su producción y comercialización.

Por todo ello muchos países los han prohibido y tienen el rechazo de organizaciones de consumidores y ecologistas. Sin embargo, aunque ahora parece que podría empezar a haber un cambio de opinión, España ha seguido y sigue facilitando su expansión, con el beneplácito de las Comunidades Autónomas como Castilla-La Mancha.

La falta de información pública relativa al cultivo de las variedades de transgénicos en Castilla-La Mancha, ha sido clara por parte de la Consejería de Agricultura a lo largo de todos estos años, lo que supuso que el grupo de Ecologistas en Acción de Guadalajara interpusiera una queja ante la Defensora del Pueblo de Castilla-La Mancha en el año 2005, quien avaló el derecho al acceso a la información que tenían los demandantes. En aquella ocasión, la Consejería de Agricultura llegó a manifestar que: “no facilitaba esos datos por si la organización solicitante iba y los quemaba”. Aún con la resolución de la Defensora del Pueblo, no se remitió la información solicitada por los demandantes.

Ante esta situación de liberación de organismos modificados genéticamente a lo largo y ancho de nuestra región, así como el desamparo por la vulneración de nuestros derechos fundamentales de acceso a la información medioambiental, Ecologistas en Acción de Castilla-La Mancha va a emprender una campaña regional cuyos objetivos serán los siguientes:
- Interpelar al Gobierno Regional para que declare Castilla-La Mancha como región libre de Transgénicos. Ecologistas en Acción realizará una ronda de contactos con organizaciones agrarias, ecologistas y de consumidores para que se sumen a la iniciativa (COAG, UPA, UCE, etc.). Los consumidores y los agricultores tenemos el derecho y la responsabilidad de conocer y decidir cómo y dónde se producen nuestros alimentos y reconstruir los vínculos entre el campo y la ciudad.
- Lanzar una campaña de sensibilización realizando mesas redondas, debates y jornadas.
- Exigir la publicación de los ensayos y cultivos con transgénicos en el Diario Oficial de Castilla-La Mancha, en los ayuntamientos y cámaras agrarias.
- Presentar alegaciones a todos los ensayos en periodo de información pública que se lleven a cabo en las provincias de Castilla-La Mancha.
- Presentar alegaciones al Borrador del Decreto que regulará la liberación de organismos modificados genéticamente, actualmente en información pública.
- Proponer al Gobierno Regional la creación de una Dirección General de Promoción de la Agricultura Ecológica y de un Instituto de Investigación de Agricultura Ecológica, que sirva para fomentar, fuera del papel, la producción local, la ganadería y la agricultura ecológica.
- Por ultimo, Ecologistas en Acción de Castilla-La Mancha acudirá a Zaragoza a la manifestación “Por una alimentación y una agricultura libre de trasngénicos” que tendrá lugar el próximo 18 de abril, y que durante la semana del 13 al 18 de abril, muchas personas y muchas organizaciones realizarán iniciativas y actos reivindicativos contra la política de transgénicos del actual Gobierno.




Visitantes conectados: 293