Oposición al embalse de La Breña II

Ecologistas en Acción de Córdoba se suma a las voces que rechazan la construcción y recrecimiento de nuevos embalses en el Día Internacional contra los Grandes Embalses. Este día reivindicativo pretende poner en evidencia los tremendos impactos ambientales y sociales de los grandes embalses para el beneficio de las compañías constructoras, multinacionales de la energía y empresarios del regadío.

La puesta en funcionamiento del embalse de la Breña II no va a solucionar un problema que ha dejado de ser cíclico para convertirse en estructural en la cuenca del Guadalquivir. Faltan a la verdad quienes digan lo contrario. Sin embargo, la construcción de este embalse nos ha demostrado de nuevo:
- Hasta donde son capaces las Administraciones Públicas de mentir y manipular a la sociedad para contentar a la poderosa comunidad hidráulica integrada por las principales constructoras, sindicatos y patronal agraria.
- La extraordinaria facilidad con la que se puede manipular y tergiversar la información de carácter público para condicionar a la opinión pública.
- Que la universidad y los organismos de investigación enmudecen y callan ante cualquier tropelía si con ello consiguen fondos económicos para sus departamentos y proyectos.
- Que sufrimos una clase política, que salvo honrosas excepciones, siguen inmersos en un discurso desarrollista, evitando con su actitud, el urgente giro que necesitan las políticas de agua en España.
- Que nos queda mucho camino que andar hasta que seamos capaces de instaurar una cultura del agua, desde la participación social y la imaginación colectiva, presidida por la idea de que los usuarios del agua y de los ríos somos la sociedad en su conjunto, y que el agua es un préstamo común de todos/as.

Ahora, más que nunca, Ecologistas en Acción de Córdoba se cuestiona la necesidad y los beneficios con que se justifican este tipo de obra pública. Las Administraciones Públicas no han conseguido detener la escasez de agua en periodos de sequía, más bien al contrario, los embalses han servido para alimentar la imparable demanda de agua por la depredación urbanística y las extensas áreas de nuevos regadíos intensivos allá donde no es sostenible, siendo la cuenca del Guadalquivir junto a la del Segura los mejores ejemplos de una agricultura insostenible en nuestro país.

Por esta razón, desde Ecologistas en Acción, rechazamos de nuevo la construcción/recrecimiento de embalse de la Breña II, y defendemos la gestión del agua para un uso racional y sostenible, que respete el medio ambiente y permita cubrir las necesidades de abastecimiento de una mayoría de la población y no otros fines lucrativos de una minoría empresarial.




Visitantes conectados: 334