Detener la tala de árboles en el Campus Universitario de Rabanales

La justificación del Rectorado es que producen multitud de hojas que atascan los bajantes de la cubierta del último edificio inaugurado en Rabanales, el edificio Leonardo da Vinci.

Desde hace años las numerosas talas de árboles están convirtiendo el Campus en el desierto de Rabanales con el consiguiente aumento de temperatura, incomodidad para los universitarios y gasto energético.
Según Ecologistas hay muchos países dónde llueve más y hay más árboles sin que se produzcan estas talas. Siempre se pueden encontrar varias soluciones para un mismo problema.

Continuamente las empresas y administraciones solicitan la consultaría de la Universidad para resolver problemas y habilitar soluciones innovadoras en el ámbito científico y de la ingeniería. En base a lo anterior desde Ecologistas solicitan a la UCO que sean capaces de resolver este problema interno que se plantea en nuestro ámbito universitario de una forma innovadora y así salvar la vida de 53 eucaliptos de gran porte.

Parece muy insostenible que haya que cortar 53 árboles de gran porte porque un edificio, que ha llegado al Campus 30 años después que los árboles, tenga problemas en su diseño y funcionalidad. En base a lo anterior Ecologistas solicitan que se paralice la tala de árboles y que se proponga una solución técnica alternativa que evite esta perdida del patrimonio forestal del Campus.




Visitantes conectados: 149