Mano dura contra los responsables de la destrucción del Patrimonio

El Grupo para la Defensa del Patrimonio Histórico-Artístico de Guadalajara (GDPGU) y Ecologistas en Acción denunciaron el pasado mes de octubre la destrucción de un yacimiento arqueológico en la Merced.

El GDPGU y Ecologistas en Acción valoran positivamente los pasos que se han dado desde Medio Ambiente y Cultura, y solicitan que las sanciones sean ejemplares para que no se permita la destrucción gratuita de nuestro patrimonio cultural y la vulneración de los principios y derechos fundamentales de cualquier procedimiento administrativo ambiental.

La decisión de remitir el caso a la Fiscalía por parte de la Dirección General de Patrimonio es muy acertada, ya que la destrucción del Patrimonio Cultural deber ser considerada como un delito penal, al cual se deben enfrentar los reponsables sospechosos y esperamos que el peso de la Ley recaiga con suficiente fuerza para dejar de manifiesto que en un sistema democrático no se puede funcionar de la forma que han expresado los ejecutores con la eliminación de un yacimiento arqueológico de alto interés histórico y cultural para la ciudad de Guadalajara.

Asimismo, esperamos que la sanción de 12.000 euros y restauración del terreno sean efectivas lo antes posible, y recordamos que está pendiente otro expediente sancionador por ejecutar unas obras sin realizar la consulta previa de necesidad de Evaluación de Impacto Ambiental, hecho que anuestro juicio, debe ser sancionado ejemplarmente, para que ninguna empresa "haga lo que quiera".

Ambos grupos han pedido información al Ayuntamiento de Guadalajara para confirmar si también se ha sancionado a la UTE "Sacyr-Rayet" por realizar los trabajos sin licencia de obras y sin licencia de actividad.




Visitantes conectados: 465