Apoyo al Centro Social Ocupado de la Fábrica de Sombreros

Ecologistas en Acción de Ciudad de Sevilla apoya al Centro Social y pide se paralice el proceso de desalojo. También recuerda que el "derecho" a la propiedad tiene límite y así lo recoge la Constitución.

Ecologistas en Acción pide que se paren los procesos especulativos en Sevilla. Recordamos que el “derecho” a la propiedad, como todos los derechos, tiene un límite y así lo recoge la Constitución vigente que establece en su artículo 33 apartado 2 que “La función social de estos derechos delimitará su contenido” y en su apartado 3, permite la privación de este derecho “por causa justificada de utilidad pública o interés social”.

Desde que la fábrica cerrara sus puertas, hace casi una década, el edificio ha permanecido cerrado y abandonado. Pero no olvidado, siendo reclamado por colectivos artesanos, vecinales y sociales para su uso como espacio social y cultural y para apoyar la actividad artesana en un barrio amenazado por procesos especulativos y de gentrificación.

Desde las asociaciones y colectivos que integran el Centro Social de la Fábrica de Sombrero consideramos que el incumplimiento de los deberes del propietario, así como el interés social tanto del mantenimiento de este ilustre edificio como de la actividad desarrollada en el mismo, justifican de sobra la expropiación de la Fábrica de Sombreros prometida por el Ayuntamiento en el plazo de 2 años y que 3 años después sigue sin cumplirse.

Ecologistas en Acción y el CSOA Fábrica de Sombreros apuesta por la vivienda pública y social y de hecho el movimiento de ocupación es uno de los máximos referentes en la lucha por una vivienda digna. Sin embargo queremos recordar que el PGOU -a pesar del discurso de la necesidad de vivienda pública- prevé que de las 36 viviendas que podrían construirse en este espacio sólo 17 sean de protección, mientras que el resto sería vivienda libre, pisos de lujo, negocio. De ahí el interés de la inmobiliaria TEMPA que quiere seguir fomentando la especulación que nos ha llevado a todos y todas a la actual crisis económica. TEMPA quiere seguir inflando la burbuja inmobiliaria, la que ellos crearon y nos explotó a todas.

Por otra parte recordamos que el mismo PGOU reconoce la existencia en la ciudad de más de 40.000 viviendas vacías que sobrarían para garantizar este derecho básico.




Visitantes conectados: 108