Premio Atila Campo Arañuelo 2009

Coincidiendo con el día mundial del medio ambiente, Ecologistas en Acción de Campo Arañuelo hace público el fallo del jurado premios Atila 2009, con motivo de distinguir a aquellas personas entidades o proyectos, que se hayan destacado por su contribución a la destrucción del medio ambiente en nuestra comarca.

El premio Atila 2009 de Campo Arañuelo en la modalidad de utilización de Fondos públicos para la destrucción del medio ambiente ha sido concedido al proyecto de transvase Tajo-Valdecañas a la cuenca del Segura.

Al tratarse de una gran obra de ingeniería hidráulica tendrá unos impactos brutales sobre el medio ambiente, el territorio y el paisaje.Se trata, de un amplio territorio baluarte del bosque mediterráneo que se encuentra entre el parque nacional de Monfragüe y el parque nacional de Cabañeros que por geografía y economía esta infraestructura tendrá la toma de aguas al sudeste del embalse, previsiblemente entre la desembocadura del Tajo en Valdecañas y la del río Guajira, en el mismo embalse.

Las aguas del Tajo, son de pésima calidad al seguir siendo la cloaca de grandes poblaciones como Madrid, Alcalá de Henares, Talavera de la Reina, y cientos de grupos urbanos pequeños, que unidos a la alta concentración de herbicidas procedentes de la agricultura, la hacen desaconsejable para el consumo humano.

Este proyecto de transvase es inviable desde el punto de vista medioambiental y solo se explica como moneda de cambio del gobierno regional para conseguir de zapatero un informe favorable para la construcción de una refinería en Tierra de Barros.

El Accésit “Caballo de Atila”, ha sido concedido en la modalidad de “IGNORANCIA MANIFIESTA” a los “Sabios de Almaraz” por su sacrosanta fe en la tecnología nuclear, que se ha mostrado como es: inmadura, experimental e insegura a tenor de los hechos conocidos en la última recarga de combustible, con el taponamiento de un porcentaje de tubos U de los generadores de vapor.

En el año 1996 se procedió al cambio de los generadores de vapor, en una intervención de ingeniería sin precedentes que supuso un “transplante de órganos vitales” de la planta nuclear que acabaría con los graves problemas de diseño que arrastraba y mostrando una superioridad tecnológica que dejó sin argumentos a los aguafiestas.
El tiempo que es más sabio se ha encargado de desmentirlos y poner las cosas en su lugar.

El jurado, ha decidido realizar una mención especial denominada “Como Agua de Mayo”, destinada a personas o entidades que hayan destacado por su contribución positiva en defensa del medio ambiente y el patrimonio que ha recaído en los vecinos de Fresnedoso de Ibor que se oponen a la creación de una rotonda de circunvalación que evite el paso por el pueblo a los escasos vehículos pesados que atraviesan el municipio, y que se dirigen hacia un espacio natural único donde la familia Ozores se está construyendo un palacete. Esta variante por “casualidades del destino” está prevista que pase por delante de una finca particular de la señora alcaldesa y por otra de su hermano que revalorizarán su patrimonio en detrimento de otros vecinos que lo perderán.

El Jurado expresó su esperanza en que la concesión de estos premios llame a la reflexión a los premiados sobre el deterioro ambiental que sufre nuestro planeta.




Visitantes conectados: 429