La única salida legal a la urbanización El Barranco es su demolición

Ante la enésima constatación de que las viviendas ilegales de El Barranco son ilegalizables, por encontrase dentro de la Reserva Natural de las Lagunas de El Puerto, Ecologistas en Acción pide que se acabe con esta polémica absurda y se proceda a cumplir con lo prescrito en el PGOU, procediendo a la restauración de esta zona a su estado original, con la demolición de todo lo ilegalmente construido.

La Consejería de Medio Ambiente ha reiterado lo que todo el mundo sabe: que la urbanización de El Barranco es ilegalizable por encontrase en el interior de una Reserva Natural declarada por Ley Suelo No Urbanizable, clasificación que recogió el PGOU actualmente vigente. Por tanto este es un tema que debe dejar de debatirse, solo queda aplicar la ley con la demolición de todo lo ilegalmente construido. Ecologista en Acción valora positivamente que una responsable de Urbanismo apoye la legalidad, en contra de lo que nos tenían habituado los anteriores concejales de Urbanismo, que alentaron y protegieron a las urbanizaciones ilegales, entre ellas muy particularmente El Barranco y Pinar de Coig, a cuyos propietarios utilizaron como perros de presa contra los ecologistas.

Ecologistas en Acción advierte a los representantes de las urbanizaciones ilegales que si persisten en defender que todo se legalice, se pueden encontrar con que nada se legalice. Hay que recordarles que perdimos cuatro años en la anterior legislatura con informes y más informes sobre el Pinar de Coig, ante el empeño infructuoso de los señores Rodríguez y García de Quirós de intentar legalizar lo que es evidentemente es totalmente imposible de legalizar. Si estos irresponsables políticos les han prometido legalizarlos (normalmente antes de cada periodo electoral), pues que le reclamen a ellos, no a los que siempre les hemos advertido del callejón sin salida en que se metían si seguían construyendo ilegalmente en suelo protegido, como de hecho ha seguido haciendo. Hay que constatar que las últimas viviendas de segunda residencia construidas datan de 2006.

Ahora el presidente de COAVE sale defendiendo, no ya la legalización de esta urbanización, sino que con un batiburrillo de informaciones inexactas o manifiestamente falsas pretende demostrar que estas viviendas son legales desde su construcción. Para empezar no sabemos de donde saca el Sr. Castro, que hubo hace 20 años un acuerdo para no demoler El Barranco. Hace 20 años ni siquiera existían la mayoría de las viviendas de El Barranco.

Ecologistas en Acción ha demostrado con fotografías aéreas y planos del PGOU actualmente vigente como esta urbanización se ha desarrollado después de la declaración de la zona como Reserva Natural en 1987 (se adjunta informe presentado en el Patronato de las Reservas Naturales de Cádiz). La única norma municipal sobre El Barranco es el PGOU de 1992 que prescribe la demolición de las nueve viviendas existentes por entonces, el Ayuntamiento 17 años después no solo no ha ejecutado dicha orden, sino que ha permitido la construcción de 20 viviendas más.

También recordamos que en el Juzgado de El Puerto siguen las diligencias contra los anteriores responsables municipales y contra los propietarios de esta urbanización por presuntos delitos contra la ordenación del territorio y de prevaricación.

Por último, Ecologistas en Acción reitera su posición, defendida en las Mesas de Participación del PGOU, de que no se deben ni pueden legalizar aquellas urbanizaciones construidas en espacios naturales (El Barranco), en Sistemas Generales de Espacios Libres (Pinar de Coig, Las Manoteras, Los Desmontados y parcialmente Los Perales), en suelo forestal especialmente protegido (Pinar del Obispo) o en Viñas Pecuarias (las afectadas por la cañada del Verdugo).




Visitantes conectados: 432