Anulación del PGOU de Prado de Rey

El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) ha dictado sentencia el 25 de junio de 2009 estimando la demanda de Ecologistas en Acción, y dejando sin efecto el acuerdo de la Comisión Provincial de Ordenación del Territorio y Urbanismo (CPOTU) de 13 de noviembre de 2007, por el que se aprobaba el Texto Refundido del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de Prado del Rey.

Ecologistas en Acción presentó en febrero de 2008 recurso Contencioso-Administrativo contra la aprobación por la CPOTU del documento de cumplimiento y del texto refundido del PGOU de Prado del Rey. El acuerdo de aprobación definitiva del PGOU, también objeto indirectamente del recurso de Ecologistas en Acción, ya fue anulado con anterioridad a esta sentencia tras recurso interpuesto por un particular. En sentencia de 28 de enero de 2008 el TSJA ya dictó la anulación de dicho acuerdo de Aprobación definitiva del PGOU, acto anterior a la aprobación del texto refundido del PGOU recurrido por Ecologistas en Acción.

La Junta de Andalucía, único demandado en este recurso (no se personó el Ayuntamiento de Prado del Rey) a la vista de otros antecedentes judiciales anulatorios (PGOUs de Conil y de Chiclana) ha admitido y aceptado la nulidad del texto refundido y los actos previos a éste.

Con el acuerdo de aprobación del texto refundido de un PGOU ya anulado previamente, tanto el Ayuntamiento como la Junta de Andalucía han intentado maliciosamente evitar un nuevo proceso de redacción y participación ciudadana en la elaboración del PGOU, elaboración y tramitación que tendrían que haber acometido ante la nulidad de la aprobación definitiva del PGOU. Pero han preferido obviar la nulidad aprobando un texto refundido con el objetivo de incorporar a él y aprobar de nuevo el PGOU de 31 de julio de 2006 que adolecían de nulidad, según dictó ya el TSJA.

De este modo el texto refundido recurrido, y ahora declarado nulo de pleno derecho, lo es por refundir un PGOU que ha sido anulado, que es inexistente jurídicamente, y que nunca ha producido efectos. Hay que resaltar que Ecologistas en Acción presentó numerosas alegaciones al PGOU advirtiendo que era legal y ambientalmente inviable. El Ayuntamiento las rechazó sin justificación de ningún tipo y ahora está pagando las consecuencias.

Tras esta previsible declaración de nulidad, la CPOTU y el Ayuntamiento volvieron a hacer la misma jugada, aprobar de nuevo el PGOU, intentando evitar los inevitables efectos de su arbitraria actuación jurídica. Por acuerdo de 22 de abril de 2008 de la CPOTU se adoptan de facto y sin ningún procedimiento un acuerdo de convalidación del PGOU nulo aprobado en 2006, resolución que también ha sido recurrida por Ecologistas en Acción, y cuya segura nulidad terminará por ser también confirmada por el TSJA, al igual que se ha estimado con el PGOU de Chiclana.

Esta estratagema reviste más gravedad si cabe si se tiene en cuenta que estas dos últimas aprobaciones del PGOU se hicieron con el Plan de Ordenación del Territorio de Andalucía (POTA) ya en vigor, y por tanto le es de plena aplicación. El POTA estipula que los desarrollos urbanísticos deben realizase en el entorno de los núcleos urbanos existentes, que deben optimizar y reducir al mínimo el consumo de recursos naturales (suelo, agua, paisaje…), que el turismo debe potenciarse en base a equipamientos de alojamientos y no de promociones residenciales… ¿cómo se entiende que el Ayuntamiento de Prado vaya en la dirección contraria? El PGOU contempla la recalificación de dos millones de metros cuadrados para construir 2.151 nuevas viviendas, cuando el crecimiento demográfico de Prado, que actualmente tiene 6.000 habitantes, se estima en menos de 500 nuevos habitantes hasta el 2015. Mientras que el POTA no permite incrementos de suelo urbanizable superiores al 40%, ni de población superiores al 30% en ocho años, el PGOU triplica los suelos urbanizables y prevé duplicar la población.

Hay dos actuaciones en el PGOU que ya de por sí justifican su anulación., y que sólo se explican por la sumisión del Ayuntamiento y la Junta de Andalucía a los intereses especulativos privados. El Plan Parcial “Los Castillejos”, con una superficie de 798.212 m2, incluye un campo de golf y 400 viviendas. Poco antes de que el Ayuntamiento aprobara el campo de golf, la empresa promotora le “donó” 300.000 euros. El alcalde nunca aclaró en concepto de qué se aceptó esta “donación” y cual fue su destino. Especial gravedad reviste la recalificación de una amplia zona del Parque Natural Los Alcornocales, nada menos que 581.064 m2, incumpliendo el Plan de Ordenación de los Recursos Naturales del Parque Natural, donde se pretenden construir, además de un centenar de viviendas, un hotel, un geriátrico, un centro comercial…, y todo en un espacio protegido por leyes andaluzas y europeas. Un auténtico escándalo.

Ecologistas en Acción emplaza al alcalde y al delegado de Vivienda y Ordenación del Territorio de la Junta a que expliquen públicamente por qué por dos veces el PGOU de Prado del rey ha sido declarado ilegal por el TSJA, y advierten de las graves responsabilidades en que incurrirán si, ante la previsible tercera anulación del PGOU, siguen tramitando el Plan Parcial Los Castillejos, que parece ser lo único que le interesa y para lo que están cometiendo este cúmulo de despropósitos.




Visitantes conectados: 592