La provincia gaditana se queda sin árboles

Ecologistas en Acción denuncia públicamente la campaña arboricida que se viene sucediendo en los municipios gaditanos en los últimos meses, en la que cientos de árboles han sido talados o podados de forma inadecuada en varias ciudades. Poco parecen importar los beneficios de los árboles que son muchos y especialmente en los árboles viejos que por su tamaño estos beneficios se ven incrementados.

Así pues, los árboles son capaces de reducir la velocidad del viento en un 50%, algo importante en una zona donde el levante azota fuerte durante el verano, son capaces de filtrar el polvo del aire reduciendo las partículas en suspensión, uno de los contaminantes que más enfermedades provoca en las ciudades, así mismo son capaces de generar grandes superficies de sombra que junto con su capacidad de generar humedad ambiente pueden reducir la temperatura ambiente hasta 5º, y como no, pueden absorber grandes cantidades de CO2, algo importante en la lucha contra el cambio climático. Paradójicamente las Concejalías de Medio Ambiente, ahora también de Desarrollo Sostenible no parecen tener en cuenta estas propiedades que generan un gran beneficio en nuestras ciudades a muy bajo coste y autorizan continuamente talas y más talas.

Así pues en San Fernando, se han talado los árboles de la Alameda Moreno de Guerra, en la calle Real con las obras del tranvía y más reciente junto al ayuntamiento grandes ejemplares de Ficus que han mutilado estos espacios históricos perdiéndose parte de la imagen y la historia de estos lugares isleños.

En Puerto Real han sido “retirados” cientos de árboles de la barriada de Río San Pedro (Pinos piñoneros) y la Avenida de la Constitución (Olmos) porque levantaban las aceras, los olmos han sido trasladados a otras zonas pero en el caso de los pinos no existe esa posibilidad por lo que se han perdido grandes árboles en una zona que soportará una alta intensidad de tráfico con la construcción del segundo acceso a Cádiz, no olvidemos tampoco los enormes tarajes talados por la Universidad de Cádiz en el Campus de Puerto Real para construir un carril de acceso a vehículos de servicio que nunca ha llegado a realizarse o la poda tan salvaje y cutre realizada a los dos pinos frente a la Facultad de Ciencias que parece realizada por unos aficionados además de que los restos de la poda permanecen junto al pino aun con el consiguiente riesgo de incendios.

En Jerez, también se ha acabado con una parte de su propia historia al talar los eucaliptos del Parque González-Hontoria, unos eucaliptos de más de 100 años de edad que en la Sesión Municipal del miércoles 23 de Diciembre de 1903, el Ayuntamiento en Pleno acordó "…que el jardinero mayor de la ciudad adquiera 100 eucaliptos con destino al Parque González-Hontoria".

Antes (Avenida de Huelva en Sanlúcar)
Despues (Avenida de Huelva en Sanlúcar)

En la Avenida de Huelva en Sanlúcar de Barrameda se han talado más de 100 árboles de unos 20 años de edad aprovechando la remodelación de la avenida a cargo del FIEL como ha ocurrido en Puerto Real.

En El Puerto de Santa María donde con este mismo fondo se han sucedido diversas talas. En este último municipio que citamos la deforestación urbana es especialmente intensa, se talaron más de 600 árboles en suelo urbano en Bahía Blanca cuando el ex concejal de Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible autorizó esta tala cuando se aseguró que solo se talarían 9 pinos, se han talado árboles en la Bajamar, en la Calle Vicario, continuamente se talan pinos en toda la Costa Oeste, las grandes jacarandas que daban una gran sombra frente al colegio Sericícola también han sido taladas, la mayoría de ellos simplemente porque molestan a algunos vecinos, aquí hay que destacar que no son solo las áreas de Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible, como en el caso de El Puerto de Santa María que nunca contestan a nuestras denuncia sobre talas de árboles, las que están detrás de estas talas. Los vecinos de la barriada La Palma tras múltiples excusas entre las que se encontraban todas las posibles (ruido de pájaros, excrementos de pájaros, afección a las tuberías de agua y gas, afección a las conducciones eléctricas, levantamiento de aceras, ratas que trepan y entran en las casa, etc...) solicitaron los correspondientes permisos para eliminar plátanos de sombra y araucarias pidiendo árboles “adecuados a una barriada”, igualmente en el Tomillar se ha producido otro grave arboricidio con el mismo origen y solicitado por la propia asociación de vecinos, se han eliminado braquiquitos con la excusa de que levantaban las aceras, vistada la zona pudimos comprobar, tal y como nos afirmaron unos vecinos de la zona, que muchos de los árboles de la zona no levantaban las aceras, estos árboles no van a ser sustituidos ya que los huecos donde se encontraban los árboles han sido tapados con losas, además han sido destoconados para evitar posibles rebrotes.

Parece ser que se olvida que los árboles no son mobiliario urbano ni algo que podamos cambiar a nuestro capricho, se olvida que los árboles tardan toda una vida en crecer, se olvida que los beneficios de un árbol viejo son mayores que los de un árbol joven, no se tiene en cuenta que en muchas ciudades turísticas un gran árbol es un atractivo turístico y no solo se protege sino que se indica su importancia mediante carteles o apareciendo en guías turísticas.

Por último indicar que desde Ecologistas en Acción de Cádiz seguiremos luchando y denunciando estas talas talas indiscriminadas y sin sentido que perjudican a todos los ciudadanos y su calidad de vida y solicitando a los municipios que elaboren ordenanzas más duras sobre arbolado urbano de manera que no sea tan fácil eliminar un árbol simplemente porque moleste.




Visitantes conectados: 437