La Muela en llamas

A través de algunos medios informativos, hemos podido saber que la parte alta del pretendido pulmón verde visueño, el parque de La Muela, ha vuelto a arder el pasado fin de semana; habiéndose visto afectadas numerosas especies de árboles y arbustos, así como elementos de la fauna, micro-fauna y micro-flora típicos del particular hábitat de tan denostado paraje natural.

Desgraciadamente, estos patéticos episodios se han repetido, casi sistemáticamente, desde que dio comienzo la presente centuria: más de veinte incendios se han producido, en el mismo lugar, en un lapso de nueve años; sin que las mismas medidas anti-incendios, siempre fallidas, hayan cambiado un ápice; sin que ningún supuesto pirómano haya sido llamado por la justicia; sin que ningún responsable municipal de la gestión medioambiental haya reconocido su manifiesta incapacidad para abordar tan desbordante problemática. Como exclamara un famoso presentador televisivo, amante de lo sobrenatural, ante una serie de hechos supuestamente inexplicables cuanto menos, interesante!.

En Solano-Ecologistas en Acción somos conscientes de que los fuegos no los provocan los rigores de la canícula; de que, salvo en contadas ocasiones -el impacto de un rayo-, el factor humano está implicado, directa o indirectamente, en el desencadenamiento de una fatal vorágine flameante. Por ello, opinamos que urge la puesta en marcha, de una política seria, tendente a minimizar los riesgos derivados de la conjunción de factores naturales -la sequedad propia del verano- y antrópicos -incendiarios, negligencias, mala gestión medioambiental-. Para lo que el actual equipo de gobierno deberá empezar por:

-Asumir la manifiesta inutilidad de sus actuales medidas preventivas -desbroces, cortafuegos, educación medioambiental.

-Reconocer la imperiosa necesidad de hacer lo que no ha hecho hasta ahora: dejar caer todo el peso de la ley sobre los/las responsables de las quemas, ya que la pasividad de la administración resulta ser un combustible tan eficaz como la gasolina.

-Convocar, con carácter de urgencia, una mesa de crisis en la que concurrieran el Ayuntamiento, representantes de la Consejera de Medio Ambiente, grupos componentes del Foro Medioambiental visueño, y miembros del cuerpo de bomberos, con el objetivo de elaborar un eficaz plan local contra el fuego, a aplicar antes del final del verano.

Porque si queremos "bosques por ciudades", no podemos permitir que aquellos perezcan pasto del fuego.




Visitantes conectados: 259