Valladolid alcanza en febrero los niveles de contaminación admitidos para todo 2005

Con los datos publicados por la Red de Control de la Contaminación Atmosférica de Valladolid, integrada por 7 estaciones de medición, Ecologistas en Acción ha detectado que en lo que llevamos de año se han superado ya en 32 días el valor límite de contaminación por partículas, establecido por la normativa española en 50 ug/m3 (microgramos por metro cúbico).

De mantenerse la situación meteorológica actual, al finalizar el mes de febrero alcanzaremos las 35 superaciones de este valor límite, que es el número máximo de días de elevada contaminación admitidos para todo el año 2005.

Esta preocupante situación reitera lo sucedido en los años 2003 y 2004, en que las superaciones de los niveles admisibles de partículas y de ozono afectaron a las 7 estaciones del Ayuntamiento de Valladolid, además de a las
2 estaciones de Michelín en la zona norte y a 1 de las 3 estaciones de Renault España en la zona sur. En 2004, además, vivimos una emergencia no declarada por partículas en suspensión, durante los días 23 y 24 de julio, cuando los niveles de este contaminante a causa de la intrusión de una masa de aire sahariano superaron en 3 estaciones de medición de la capital los 250 ug/m3 (microgramos por metro cúbico) como promedio diario.

Por todos estos motivos, Ecologistas en Acción solicitó en enero de 2003 y enero de 2004 al Consejero de Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León y a los Alcaldes de Laguna de Duero y Valladolid, la elaboración de un Plan de Actuación dirigido a reducir la contaminación atmosférica en ambos municipios, sin que hasta la fecha haya obtenido ninguna respuesta. Asimismo, el Consejo de la Agenda 21 Local de Valladolid instó en abril de 2004 al Ayuntamiento de la capital para que elaborara este plan de lucha contra a contaminación.

No obstante, a tenor de las últimas declaraciones municipales, parece que el Ayuntamiento vallisoletano está cambiando su discurso sobre la contaminación atmosférica, pasando de obviarla e incluso negarla a reconocerla como un problema en la ciudad, ante el cual se afirma que se está trabajando en el plan anticontaminación previsto en la normativa para estos casos. Este cambio, del que los ecologistas se felicitan, resulta llamativo cuando hace tan sólo unos meses el alcalde Javier León amenazaba con querellarse contra Ecologistas en Acción por denunciar la mala calidad del aire en la ciudad.

Ecologistas en Acción espera que el nuevo discurso municipal se traduzca en medidas de restricción permanente del uso del vehículo privado en la ciudad y su entorno, principal agente responsable de la contaminación. No obstante, las políticas urbanística y de movilidad promovidas por el Ayuntamiento (expansión del suelo urbanizable, construcción de aparcamientos rotatorios en el centro) hacen dudar de la sinceridad de las nuevas declaraciones municipales. Para saber si estamos ante un cambio de rumbo real, los ecologistas van a pedir una reunión del Consejo de la Agenda 21 Local donde se presente el borrador del Plan anticontaminación en elaboración y se debatan las medidas a adoptar.




Visitantes conectados: 434