Erradicación de las múltiples escombreras Visueñas

A la bochornosa imagen que ofrece El Viso del Alcor con esa gigantesca escombrera del Sequero -que produce un gran impacto paisajístico al degradar los valores del escarpe y del entorno del Calvario, además de sepultar en escombros la hermosa Huerta Abajo- lamentablemente le han salido un buen puñado de rivales. En el último lustro se han multiplicado vertederos incontrolados por distintos rincones de la geografía visueña: Tío de las Barbas, traseras del IES Blas Infante, aledaños del Cementerio, zona ganadera, parte del Poliviso junto a CAIVA, La Santa, los arroyos, etc. Las escombreras se terminan convirtiendo en vertederos donde se tira de todo, incluso residuos peligrosos, y en un excelente refugio para que proliferen las ratas.

Para Solano-Ecologistas en Acción la existencia de estos vertederos ilegales es una vergüenza mayúscula e injustificable, indigna de un pueblo que presume de “sostenible”. ¿Cuándo se van a erradicar? ¿Nos merecemos esto las personas que vivimos en El Viso?

Las escombreras retratan a parte de la población visueña, a los municipales y al equipo de gobierno. Son una foto fija de mucha gente desaprensiva e incívica, que no le tiene ningún aprecio al medio ambiente ni al paisaje urbano. Pero también son un reflejo de esa parte de la población que no se indigna, que convive con tanta suciedad sin protestar, y, por supuesto, de la insensibilidad y la incompetencia del Alcalde y de sus concejales de Medio Ambiente.

Estas escombreras no se forman de la noche a la mañana, son el resultado de una política de impunidad, impresentablemente permisiva con los más incívicos o con algunas constructoras. Para controlar el vertido de escombros hay mecanismos que nuestros gobernantes no han querido aplicar como: las sanciones previstas en ordenanzas o la no devolución de la fianza de licencia de obras hasta que no se entreguen los justificantes de que los escombros se han depositado en un vertedero controlado. ¿Puede decirnos el equipo de gobierno cuantas multas se han puesto por arrojar escombros indebidamente? No se atreverán, porque es vox populi que la cifra es escandalosamente ridícula.

Está claro que nuestros gobernantes las han consentido porque no les preocupan, porque quienes están al frente del Ayuntamiento y de la Delegación de Medio Ambiente carecen de sensibilidad ambiental y comulgan con ruedas de molino. Y ello tiene su proyección en la policía y en el inspector de obras. Ninguno ha mostrado interés por eliminarlas, han dejado que crezcan. En este caso, como en otros muchos, la dejadez, el mirar para otro lado y la omisión del deber han sido una vez más el denominador común de la política del equipo de gobierno más caro y despilfarrador de la historia de El Viso.




Visitantes conectados: 276