La consejera de Medio Ambiente intenta justificar el Hotel Algarrobico

Ecologistas en Acción de Andalucía, Asociación de Amigos del Parque de Cabo-Gata- Nijar y Asociación Salvemos Mojacar-Levante, muestran su total rechazo a las últimas declaraciones realizadas por la consejera de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía, Cinta Castillo, en las que niega que el Hotel Algarrobico perjudique al Parque Natural de Cabo de Gata-Nijar.

No entendemos como la máxima responsable de la Consejería de Medio Ambiente (CMA), puede mantener esta posición tan ambigua sobre el enorme edificio turístico que se ha construido en el paraje natural del Algarrobico, en pleno Parque Natural Cabo de Gata, espacio declarado también Reserva de la Biosfera por la UNESCO y Lugar de Interés Comunitario por la UE.

En el 2007, algunos responsables políticos manifestaron públicamente que la Junta de Andalucía estaba comprometida con el proceso de expropiación forzosa de los terrenos del hotel y la demolición del mismo. Ahora parece que la Junta de Andalucía no cumple con sus compromisos adquiridos, las ultimas manifestaciones publicas como autorizaciones medioambientales sobre este asunto, han sido totalmente ambiguas, dando incluso a entender que aceptan que el hotel se pueda abrir en un futuro.

Las asociaciones firmantes, queremos recordar a la consejera de Medio Ambiente, que en los diversos pronunciamientos judiciales sobre el deslinde de Costas, la Audiencia Nacional, manifiesta que el deslinde es de 100 metros y que parte del hotel se ubica dentro. La Ordenación Ministerial que ordena el deslinde en la playa del Algarrobico, establece 100 metros para la servidumbre de protección. No entendemos como la Consejera, todavía no le ha quedado claro cual es el deslinde en la zona de servidumbre de protección para la playa del Algarrobico.

La Sentencia del Juzgado de lo Contencioso-administrativo de Almería, sobre la nulidad de pleno derecho de la licencia del hotel Algarrobico, es una sentencia contundente donde se manifiesta que el Hotel es contrario al deslinde de 100 metros y a lo establecido en el PORN de 1994, donde se produce una alteración sustancial de la zonificación de zona C1 a D1 (zonas aptas para urbanizar) en la cartografía por vía de hecho, donde el propio tribunal cuestiona su propia legalidad administrativa.

El que la consejera de Medio Ambiente intente reducir el enorme impacto ambiental y paisajístico –incluso esto lo pone en duda- a que no ha afectado a la flora y fauna, demuestra una visión torpe y manipuladora del valor ambiental de esta playa y del paisaje único del litoral de Cabo de Gata. El hotel del Algarrobico ha supuesto un impacto visual y paisajístico de una enorme intensidad contra la protección y preservación de los valores naturales establecidos en la zona. Una mole de hormigón nos parece que no es ningún proyecto de desarrollo sostenible ni es un elemento que se pueda integrar en el medio natural, ni justificar por la máxima responsable de Medio Ambiente de Andalucía.

El informe Aouken , aprobado por el Parlamento Europeo , advierte de los daños ambientales y sociales que se han producido en el Estado Español por el urbanismo salvaje desarrollado en el litoral del Mediterráneo , lo ocurrido en el paraje del Algarrobico , es un claro ejemplo de este tipo de desarrollo.

El Defensor del Pueblo Andaluz presentó recientemente un informe sobre el urbanismo y ordenación del territorio en Andalucía, en el que recomienda que se establezca una moratoria en el desarrollo urbano en el litoral, en una zona de 500 metros. La Junta de Andalucía, debería atender a las recomendaciones, realizadas por personas tan sensibles y comprometidas con los derechos humanos, como es el defensor de Pueblo Andaluz.

La apertura del Hotel significaría un incremento de volumen de equipamientos en el paraje, como construcción de carreteras, abastecimiento de aguas y dotaciones para servicios turísticos. Esto lógicamente cambiaria la morfología natural de la playa.

Los ecologistas , mostramos nuestra preocupación dado que en la zona se proyecta el sector ST-2, el Canillar, para uso residencial, situado dentro del Parque Natural de Cabo de Gata y el área de oportunidad turística, establecida en el Plan de Ordenación del Levante, en la zona de la Torre del Rayo, creando un área turística, es una zona catalogada como monte publico por la ley de montes de Andalucía y hábitat de “Matorrales arborescentes de Ziziphus”, Hábitat Natural de Interés Comunitario, protegido por la Directiva Habitats.

Ecologistas en Acción de Andalucía, Asociación de Amigos del Parque de Cabo-Gata Nijar y Asociación Salvemos Mojacar-Levante, exigimos responsabilidades políticas ante la gravedad de las declaraciones realizadas por la consejera de Medio Ambiente Cinta Castillo, y pide que se retracte de las mismas, caso contrario pediremos al Presidente de la Junta su destitución. Así mismo exigimos a Griñán un compromiso claro para proceder a la demolición del hotel y restaurar el lugar a su estado originario.

Intentar justificar una de las mayores aberraciones urbanísticas que se han cometido en el litoral mediterráneo de nuestro país, máxime por quien debe velar por la protección del litoral y de los espacios naturales, es, sencillamente, intolerable




Visitantes conectados: 472