Siguen empeñados en la propuesta de agresión a Marismas del Odiel

Tras la nueva presentación de la denominada “Conexión Sur
Metropolitana” por parte de la Sra. Consejera de Obras Públicas y
Transportes, el pasado lunes día 14 de diciembre, esta Plataforma
ciudadana (legalmente constituida) quiere responder a la misma con los
siguientes argumentos.

En primer lugar, la propuesta de conexión entre Huelva y Punta
Umbría se presentó en su momento, únicamente, como promesa electoral
para la conquista de la alcaldía de Huelva por parte del partido socialista, es
decir sin atender a ninguna planificación previa. No ha sido hasta finales de
2008 cuando la Junta de Andalucía ha presentado la iniciativa de elaborar el
Plan de Ordenación Territorial de la Aglomeración Urbana de Huelva, que es
quien debe abordar entre otros temas la movilidad, las infraestructuras, los
equipamientos, etc. de carácter comarcal. Por ello, es en este Plan donde se
debe hacer un estudio serio de la problemática de la movilidad, con un
diagnóstico riguroso y planteando alternativas sostenibles, tanto desde el
punto de vista ambiental como social y económico, y que realmente esté al
servicio de la calidad de vida de la ciudadanía. No sería coherente ni acorde
a los propios procedimientos establecidos por el Gobierno regional, que se
realice primero la infraestructura de los puentes y luego el estudio que la
justifique. Estamos convencidos de que existen otras soluciones mucho más
razonables y viables, tanto para la sociedad en general como para el Paraje
Natural Marismas del Odiel, algunas incluso ya contempladas en el Plan
General de Ordenación Urbanística de Huelva o en el Plan Subregional de la
Costa Occidental. Proyectos tan eficaces como un tren/tranvía de cercanías
entre la capital y el entorno de Aljaraque, o la sustitución o ampliación del
obsoleto puente sifón.

En segundo lugar, desde el primer momento ha existido un desprecio
absoluto a la protección del medio ambiente, ya que se ha propuesto un
trazado sin contar con un asesoramiento responsable. Por ello, ha de quedar
muy claro que el proyecto constituye un gravísimo atentado a los valores,
tanto naturales como culturales y paisajísticos, que protege la declaración de
las Marismas del Odiel como Paraje Natural, como Reserva de la Biosfera y
como Zona de Especial Protección para las Aves, así como al futuro de la
Zona de Interés Arqueológico de Saltés. La incidencia de los puentes en los
procesos biológicos naturales será tal que hará irreversible el deterioro del
Espacio Protegido, por lo que serán muchas las voces que se alzarán contra
este descabellado proyecto. Huelva puede perder ese tesoro, que dicho sea
de paso atrae más turismo que un puente, ya que puentes “espectaculares”
los hay por doquier, pero espacios naturales de la categoría de Marismas del
Odiel son muy difíciles de encontrar.

En tercer lugar, queremos hacer notar el esperpento de participación
democrática que se anunció el lunes pasado, cuando se prometió que se va
a escuchar a la ciudadanía y los agentes sociales. Ahora que ya está elegido
el proyecto y el trazado, ¿Sobre que podemos opinar? ¿Podremos elegir el
color de las farolas? ¿O podremos poner macetas con geranios en las
barandillas del puente?.

Por último, manifestar que nunca el interés electoralista de los
políticos locales debiera estar por encima de los planes y en contra de las
leyes establecidas por los técnicos y por nuestros representantes
parlamentarios. El oscuro interés del crecimiento del ladrillo en la costa, es
lo más insostenible que se puede defender hoy en día en cuanto a
ordenación del territorio, así como fomentar la utilización de los vehículos
privados en lugar del transporte público constituye un grave atentado al
intento de luchar contra el cambio climático.

La Plataforma no esta en contra de la mejora de la calidad de vida de
la ciudadanía, un engaño frecuente con el que políticos sin argumentos
quieren convencer a la sociedad. Lo que nos indigna es que se pretenda
vender como progreso lo que fue un engaño electoral, cuando los problemas
de movilidad comarcal tienen otras soluciones más sensatas y más baratas.
Por ello, la oposición a este proyecto irá en aumento con el tiempo, de tal
forma que si la Junta de Andalucía no lo retira conseguirá que la lucha por la
defensa de las Marismas del Odiel se convierta en un tema de importancia
internacional, en el que muchas organizaciones se verán involucradas,
incluyendo la Unión Europea y la UNESCO, lo que de nuevo acarreará, por
enésima vez, una imagen negativa de Huelva.

En definitiva, si este proyecto de “Conexión Sur Metropolitana” sigue
adelante tal como se ha presentado, la Plataforma luchará como hasta ahora
pero para conseguir que las Marismas del Odiel se descataloguen en todas
sus figuras de protección, con la repercusión nacional e internacional que
ello conllevará, ya que los puentes son absolutamente incompatibles con la
conservación de los valores naturales, culturales y paisajísticos que le han
dado relevancia mundial. Y, de paso, solicitaremos que de una vez por todas
se construya la tan reclamada carretera costera entre Huelva y Cádiz a
través de la costa de Doñana ¿Porqué en Marismas del Odiel sí y en Doñana
no?

Asociación
PLATAFORMA MARISMAS DEL ODIEL/RESERVA DE LA BIOSFERA
(ODIEL MARSHES-BIOSPHERE RESERVE COMMITTEE)




Visitantes conectados: 615