Sentencia del Supremo sobre la térmica Aceca, una de cal y una de arena

El pleno de la Sala de lo contencioso administrativo del Tribunal Supremo ha estimado un recurso de casación interpuesto por Ecologistas en Acción contra una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid en la que se declaraba que las asociaciones ecologistas no tenían legitimación suficiente para recurrir por no tener un interés directo en el asunto. El TSJM se pronunciaba así en un recurso contra las autorizaciones de los nuevos grupos de la Central Térmica de ACECA.

Aunque la jurisprudencia había mantenido resoluciones contradictorias sobre ese tema, ahora el Supremo ha zanjado la cuestión dictaminando la legitimación de las organizaciones ecologistas para recurrir resoluciones administrativas y lo hace aplicando la ley 27/2006 sobre derecho de acceso a la información, a la participación pública y de acceso a la justicia en materia de medio ambiente. Esta ley introduce el equivalente a una “acción popular” a favor de las organizaciones ecologistas para impugnar todo tipo de resoluciones administrativas que tengan que ver con el medio ambiente.

Con esta sentencia el Tribunal Supremo también enmienda a los Juzgados de Toledo que en su día rechazaron por idénticos motivos a los esgrimidos por el TSJM un recurso de Ecologistas en Acción contra la puesta en funcionamiento la central térmica de Aceca.

A partir de ahora Ecologistas en Acción espera que ningún tribunal plantee objeciones a la presentación de recursos respecto de cualquier tipo de cuestión que afecte al medio ambiente. Y que igualmente ocurra en la acción de las organizaciones ecologistas ante el resto de entidades administrativas que no aplican la ley 27/2006 sean municipales, autonómicas o estatales.

Sobre el fondo del asunto, sin embargo, el Tribunal Supremo, aunque reconoce que hubo defectos de forma en la tramitación de los expedientes de autorización de los nuevos grupos de la central térmica de ACECA, entiende que no son de suficiente entidad como para anular el procedimiento administrativo de autorización. Las ilegalidades señaladas por los ecologistas tenían que ver con el incumplimiento de los plazos en el trámite de información pública, con la no exposición al público del Estudio de Impacto Ambiental y con que, estando personados en el procedimiento, no se les puso de manifiesto el expediente para hacer alegaciones. Ecologistas en Acción se pregunta ¿para qué, entonces, se establecen en las leyes plazos y procedimientos de participación si luego la administración los puede incumplir impunemente?

Tampoco admite el Tribunal Supremo las alegaciones a la Declaración de Impacto Ambiental sobre que la central superaría los límites de calidad de aire establecidos por la Directivas europeas, a pesar de que estaban basadas en consideraciones y documentos de las propias administraciones autonómicas.

Ecologistas en Acción llama la atención una vez más sobre la irregular situación de la Central Térmica de Aceca, uno de los principales focos de contaminación de Castilla-La Mancha y reclama actuaciones urgentes para reducir sus emisiones, exigiendo una vez más al Ministerio de Industria el cierre de los grupos de fuel-oil que debieron haberse cerrado tras la puesta en funcionamiento de los nuevos grupos.




Visitantes conectados: 386