Alegaciones al muelle en San Sebastián

Ecologista en Acción, ha presentado sus alegaciones a la rehabilitación del muelle del Socorro y a la ampliación y consolidación del malecón de acceso a la fortificación, eje central de las celebraciones del Bicentenario en Cádiz.

Para Ecologistas el nuevo muelle, rehabilitado y ampliado, no sirve como puerta de emergencia del castillo, lo que ya de por sí invalidaría la actuación prevista. Pero lo que más alarma a este colectivo es el fortísimo impacto ambiental del dragado y del sepultamiento en el área de La Caleta que conllevarían dichas obras, que desaconseja por completo la destrucción de hábitats y especies bentónicas, que quedarían irreversiblemente arrasadas.

En el documento remitido al Ministerio de Medio Ambiente se especifica que el tratamiento de los iconos monumentales, como el conjunto de la Caleta, debe estar limitado a la consolidación, a la restauración y a la rehabilitación, eludiendo cualquier actuación que suponga su modificación", al considerar que conservar estos elementos para las futuras generaciones, es el valor que debe primar por encima de cualquier otra consideración. En este sentido, se cree conveniente la rehabilitación del malecón de acceso al castillo como forma de solventar el deterioro sufrido y por las desafortunadas intervenciones que se han ido realizando.

Con todo ello, las alegaciones se centran en la recuperación del espigón. Se rechaza que sea un caso de conservación sino de ampliación incluyendo también la necesidad de dragar, hormigonar, rellenar de hormigón...,.

Respecto a su uso como muelle, la alegación destaca que considerando una capacidad de 100 pasajeros para el catamarán previsto, y suponiendo que en un acto masivo (concierto) se congregaran en el castillo dos mil personas, serían necesarios 20 viajes redondos para evacuar al personal. Los autores de este documento han cuantificado en 48 minutos el tiempo necesario para la embarcación para realizar el trayecto hasta tierra y retornar al embarcadero, por lo que se necesitarían 18 horas para evacuar a este número de personas. En definitiva, el dragado de 12.000 metros cuadrados de canal no se puede justificar con el pretexto de la evacuación.

La ampliación del muelle del Socorro se proyecta, además, sobre áreas que Medio Ambiente valora como de fragilidad media y media-alta, en una zona con un valioso legado biológico, donde se conservan comunidades de algas que serían irremediablemente arrasadas de aprobarse el dragado previsto.

Por otra parte,desalojar a dos mil personas concentradas en el castillo de San Sebastián, una cifra media de lo que pueden acumularse durante los eventos que allí se realizarán durante el 2012, supondría 18 horas de esfuerzo para los servicios de emergencia contando únicamente como medio de escape con el catamarán que la organización del Bicentenario piensa poner en marcha como una de las dos formas de entrar, y salir, de este equipamiento.

A este periodo de tiempo, suficiente para provocar una tragedia por su propia amplitud, se llega al contar con un barco con capacidad para un centenar de personas y 48 minutos de travesía hasta amarrar en tierra firme y retornar al castillo.

Por último, criticamos que a la hora de la baremación realizada para comparar las distintas alternativas presentadas para ampliar el punto de atraque se asigna un menor peso al impacto ambiental y a la alteración de la dinámica del litoral frente al coste y al nivel de servicio que logran entre ambos el 90% del total.




Visitantes conectados: 431