Denuncian el intento de privatización de caminos públicos en Las Pedroñeras

Las fincas La Veguilla y Las Vaquerizas de 2.405 hectáreas, son propiedad Rafael Santamaría Trigo, presidente de la inmobiliaria Reyal Urbis, que desde hace tres años es dueño de estas tierras de encinar y labor, a través de la sociedad Vega del Záncara. El propietario ha solicitado transformar las fincas en un coto de caza mayor, realizando un cerramiento perimetral, incluyendo el tramo del Río Záncara que discurre por ella.

El Ayuntamiento de Las Pedroñeras acaba de presentar un Plan que pretende favorecer al propietario, impidiendo el paso de personas por los caminos públicos que cruzan la finca, se trata del denominado “Plan Especial para la creación del Corredor y del Área Ambiental de la Veguilla y la Regulación de los Usos del Entorno Natural”. Este Plan acaba de recibir las alegaciones de Ecologistas en Acción de Cuenca y la Asociación Naturalista de Senderistas y Cicloturistas Manchegos (ASECMA). El Plan pretende legalizar la exclusividad del uso para el propietario de la totalidad de los 17 caminos públicos existentes en la finca y en consecuencia la prohibición de su utilización por los ciudadanos. Todo ello a cambio de un precio de 1.800.000 €, denominado “donativo” y unas pequeñas cesiones compensatorias.

En sus escritos de alegaciones, Ecologistas en Acción de Cuenca y ASECMA denuncian que este procedimiento urbanístico, utilizado por el Ayuntamiento de Las Pedroñeras, al parecer en connivencia con el propietario de la finca “La Veguilla”, no es aceptable legalmente para conseguir la desafectación de caminos que propone pretendiendo evitar el procedimiento ordinario.

La Plataforma en Defensa de los Caminos Públicos de La Veguilla (de la que forman parte Ecologistas en Acción de Cuenca ASECHA y una treintena de vecinos de Las Pedroñeras) ha reunido más de 1.400 firmas contrarias al cierre; este colectivo realizó el 30 de mayo del año pasado una marcha reivindicativa por los caminos de la finca, apoyada por una veintena de asociaciones naturalistas, senderistas y ciclistas de toda España. Se han presentado por parte de particulares y de Ecologistas en Acción alegaciones contra el vallado cinegético; varios clubes ciclistas han mostrado también su rechazo al cierre de los caminos.

Por todo lo anteriormente expuesto, Ecologistas en Acción y ASECMA han solicitado en sus alegaciones que se desestime cualquier pronunciamiento favorable al Plan Especial y se devuelva el expediente al Ayuntamiento por considerar que tanto el citado Plan como el Convenio del que trae causa son actuaciones que no responden al interés público, sino al interés particular del administrador único de Vega del Záncara, S.L., que bajo la apariencia de un plan de ordenación del territorio pretenden la apropiación ilegítima e ilegal de los caminos públicos, cuyo uso corresponde en derecho a todos los ciudadanos por venir amparado por las leyes y la Constitución Española.




Visitantes conectados: 346