Las Lagunas de Bonanza, más de dos décadas de abandono

Calamón entre la basura

Desde que allá por el año 1987 se formaran a consecuencia de la extracción
desmesurada de áridos, han pasado más de 20 años sin que las
administraciones responsables, tanto local como autonómica, apuesten por
su conservación.

La historia se repite y de nuevo Ecologistas en Acción en el Día Mundial
de los Humedales, 2 de febrero, denuncia el estado crítico que se
encuentra las conocidas Lagunas de Bonanza ubicadas a pocos metros del
Pinar de la Duquesa o Pinar del Faro.

Dichas lagunas a pesar de estar muy cercanas a viviendas y a cultivos de
agricultura intensiva, albergan en ellas una rica biodiversidad debido a
que sus aguas someras (y también eutrofizadas, debido a la filtración de
pesticidas) es un hábitat idóneo para multitud de aves tan llamativas como
la Malvasía cabeciblanca que ha encontrado aquí un lugar para
reproducirse, el Avetorillo común tan difícil de observar en otras zonas
húmedas o incluso el Ruiseñor bastardo un ave insectívora muy escurridiza
que más que se ve, se escucha entre los carrizales.

Las tres lagunas que forman las Lagunas de Bonanza aún estando en terreno
municipal están totalmente abandonadas por las administraciones (la
vigilancia brilla por su ausencia) especialmente por el Ayuntamiento de
Sanlúcar. Casi a diario se puede observar en sus inmediaciones como se
sustrae agua de forma ilegal por medio de motores de gasoil
contaminándolas por derrame de combustible, en los limites existen varios
focos de vertidos agrícolas (plásticos de invernaderos, bidones de
fitosanitarios, alambres, ) incluso escombros. Del mismo modo, a pesar de
que muchos de los vecinos aledaños les gustaría que estas lagunas se
taparan de una vez por todas, nuestra organización continúa demandando que
estas Lagunas se deben de recuperar por su valor ornitológico, ya que a
pesar de su reducido tamaño siguen ofreciendo refugio y alimento para una
rica variedad de avifauna.

Ecologistas en Acción vuelve a insistir que la protección de estas lagunas
al igual que los Pinares de Bonanza serian cuando este entorno natural en
todo su conjunto se integre dentro del Inventario de Espacios Naturales
Protegidos de Andalucía, dentro de la figura de Parque periurbano, pero al
parecer el pasotismo y la desidia de las administraciones competentes,
Ayuntamiento de Sanlúcar y los Servicios Centrales de la consejería de
Medio Ambiente, hace que después de más de dos décadas desde que se
naturalizarán, continúan mostrando un abandono crítico.

Para finalizar, hay que tener muy en cuenta que la desaparición de
humedales y su biodiversidad a nivel estatal siguen presentes, e incluso
están aumentando, Ecologistas en Acción advierte que el cambio climático,
debido a las emisiones de dióxido de carbono y otros gases de efecto
invernadero de origen humano, se está convirtiendo en una de los
principales amenazas de la desaparición de estos ecosistemas, por lo que
resulta urgente adoptar ya medidas de mitigación y adaptación al cambio
climático.




Visitantes conectados: 486