Inundaciones en zonas robadas a los cauces

Ecologistas en Acción denuncia como inundación anunciada la ocurrida en el arroyo del Prado, en su desembocadura en el Odiel. Este arroyo situado junto al Paraje Natural Marismas del Odiel, en término municipal de Aljaraque, fue rellenado irregularmente y cedido a una empresa privada para una instalación industrial de producción eléctrica con placas solares.

En octubre de 2006, Ecologistas en Acción de Huelva puso en conocimiento de la fiscalía de Medio Ambiente de la Audiencia Provincial de Huelva las importantes obras irregulares que se estaban realizando en la confluencia del arroyo del Prado con el río Odiel, en los márgenes del paraje natural del río Odiel, y en concreto en la confluencia de dicho arroyo con el Odiel, junto a la antigua vía del ferrocarril de Tharsis, y a unos 500 mts. del lugar donde se realiza la romería de Corrales.

Dichas obras supusieron lo siguiente:

  1. Encauzamiento del arroyo y estrechamiento del mismo, con una anchura original en aquella zona en torno a los 100 m, y que se redujo a escasos metros de anchura. Para ello se levantaron 2 muros de materiales de construcción que han servido para el citado encauzamiento.
  2. Construcción de un puente y de un tramo de pista asfaltada que cruza el citado arroyo, libre de camino alguno que lo cruzase en aquel tramo hasta entonces.
  3. Vallado de la citada pista asfaltada.
  4. Relleno de todo el espacio público ganado a la vegetación existente en la zona, al parecer, con intenciones de utilización con fines productivos.

Dada la fragilidad ambiental de la zona, y la prohibición de construir en cauces y espacios públicos, se realizó la citada denuncia también ante la Agencia Andaluza del Agua. Meses después se comprobó que dicho cauce público transformado fue cedido a una empresa privada para la instalación de una planta de placas solares, con la tremenda contradicción que supone la colocación de energías limpias - que tanto apoyamos desde el movimiento ecologista- con métodos sucios que las condicionan negativamente.

La realidad es tozuda y la zona totalmente inundada en estos días, como demuestran las fotos que se adjuntan, coincide con lo que era cauce público, que se permitió transformar y privatizar para un interés privado.




Visitantes conectados: 617