Denuncia del proyecto de una urbanización junto al P.N. de El Torcal de Antequera

El último caso lo tenemos en el visto bueno dado por parte de este Ayuntamiento a la urbanización en la finca "Las Monjillas" que se situaría en las faldas de la cara sur del Paraje Natural de El Torcal de Antequera, ocupando una superficie equivalente a quince campos de fútbol, totalmente separado del núcleo urbano de Vva. de la Concepción -a unos 3 km.-, y a la que Ecologistas en Acción acaba de presentar alegaciones, por su gran impacto paisajístico, cultural, e insostenibilidad .

 Impacto paisajístico

Se vende el paisaje como un elemento de atracción fundamental del lugar, tanto por el telón de fondo del El Torcal, como por el entorno rural circundante. El problema es que para que esta nueva población disfrute del mismo haya que construir el complejo residencial y que éste estropee la naturalidad, equilibrio y carácter rural del valle. Su impacto y afección sobre el paisaje visto desde cualquier punto del entorno, a una distancia media sería importante y crearía el efecto visual adverso de contigüidad con este espacio protegido, además de propiciar la excusa perfecta para nuevos asentamientos posteriores, ya de por sí en aumento en la zona, corriendo el riesgo de caer en el mismo error que la cercana Comarca de la Axarquía, con montañas y valles colmados por viviendas a cada hueco.

 Insostenibilidad

Los complejos de "turismo residencial" como éste de Las Monjillas realizan un alto ó altísimo consumo de territorio y de recursos, en este caso más de 18 has., que no se ven compensados ni justificados por su rentabilidad, pues el empleo/m2 de techo que producen es bastante más bajo que el del turismo de tránsito, el verdadero. Generan pues poco empleo relativo, ya que son muy poco productivos al albergar a una población que viene a residir, a recibir, a disfrutar, y poco a trabajar y producir; todo lo contrario de los sufridos y tan mal vistos a veces inmigrantes africanos. El turismo de tránsito realiza un gasto medio en torno a los 96 euros/día, frente a los 43 euros del "turismo residencial". Además, esta nueva población apenas contribuye a las cargas sociales que permiten la realización de infraestructuras públicas, pues sus aportaciones sociales son básicamente consumistas y a menudo dirigidas hacia empresas y compañías foráneas, a lo que se suma, el que en su gran mayoría sigan fiscalizados en sus países de origen, en otras palabras, traen nuevas cargas mientras siguen pagando sus impuestos en las naciones de las que proceden.

Ya nadie duda de que el modelo del Desarrollo Sostenible debe ser el que impere en todos los ámbitos de planificación y ejecución del progreso socioeconómico. Ello debería impedir caer en la urbanización rápida y masiva que tristemente se ha llevado a cabo en la cercana Costa del Sol. Al crearse una nueva población "de golpe" no se está siguiendo un modelo de crecimiento de ciudad compacta, que es el más natural y el que resulta más sostenible, puesto que resulta mucho más económico a todos los niveles en el consumo de energía. Por otro lado, otros factores como el importante consumo de recursos hídricos de más de 600 nuevos habitantes -unos 176 chalés-, que para una población de poco más de 3000 habit. sería una cantidad considerable, o las nuevas infraestructuras eléctricas, de saneamiento, etc. suponen impactos adicionales de gran calado, no representando en absoluto un uso sostenible del territorio, vulnerando los planes regionales, provinciales y municipales de desarrollo sostenible.

 Impacto social y cultural

Este nuevo asentamiento produciría un fuerte impacto sociocultural sobre la población local autóctona, al afectar a la pervivencia de su forma de vida tradicional y del paisanaje, aspectos que aunque inevitablemente evolucionan a tenor de los tiempos, deberían ser preservados de choques demasiado fuertes, rápidos e innecesarios, al tiempo que debería ser potenciada la conservación y divulgación de los valores y signos de identidad de la zona. Este proyecto supondría la aparición en muy corto espacio de tiempo de una población importante en tamaño -un 20% más de habitantes- con un nivel de vida bastante ó muy superior y cultural y sociológicamente heterogénea, lo que generaría un impacto demográfico, social y cultural casi instantáneo y muy fuerte sobre la población actual. La distancia a Villanueva de este nuevo asentamiento y el comportamiento hermético habitual de los norteeuropeos que hay establecidos en otros núcleos semejantes nos hace pensar en un fuerte aislamiento social de la nueva población, que a buen seguro no se integraría en la sociedad de Villanueva de la Concepción, lo que significaría casi la creación de una colonia extranjera.

Por ello, en la actual situación de altísimas tasas de inmigración turística y del ritmo vertiginoso de expansión inmobiliaria que está viviendo nuestra provincia, sin precedentes en su historia, se haría necesario considerar este aspecto fundamental mucho más de lo que se hace, frente a los criterios puramente economicistas -para con unos pocos-, que ciegan a menudo a los ediles, planificadores y promotores de cualquier otra realidad relevante a tener en cuenta.

Nuestro grupo, sin estar en contra de la llegada de residentes europeos -el mal llamado "turismo residencial"- que hasta hace poco solían instalarse en vivienda rurales ya existentes, se manifiesta radicalmente en contra de la llegada masiva de estos y, sobre todo, de la construcción de grandes núcleos residenciales ex profeso, especialmente cuando tienen aparejadas instalaciones muy impactantes como campos de golf, circuitos de velocidad, otras.

Más información:

Juan Manuel: 617 537 149

Fco. Javier: 639 935 264


 INFORMACIÓN COMPLEMENTARIA

Este complejo urbanístico, se sumaría a otros también aprobados por parte del Ayuntamiento de Antequera, y que iría totalmente en contra a lo manifestado en más de una ocasión a los medios por parte de su alcalde, D. Ricardo Millán -con su incoherencia habitual en estos temas-, en alusión al modelo ideal de ciudad compacta que el persigue, y que como muestra de esta, nada mejor que enumerar estos proyectos, a saber: urbanizaciones y campo de golf de La Magdalena, a unos 6 km del casco urbano de Antequera y que se construiría sobre el importante e histórico acuífero del mismo nombre que abastece a la ciudad; urbanización de unas 3000 viviendas aprox. junto al aeropuerto a 7 km. del municipio; y los hasta, nueve campos de golf anunciados para el nuevo PGOU de Antequera, siete de ellos con grandes urbanizaciones y a unas distancias medias de más de 7 km. de los cascos urbanos más cercanos; sin duda alguna, un claro ejemplo de lo que representa para este alcalde una ciudad compacta.




Visitantes conectados: 511