Crítica a la política de viviendas de protección pública en Vélez-Málaga

El Gabinete de Estudios de la Naturaleza de la Axarquía (GENA-Ecologistas en Acción) ha presentado un escrito ante el Ayuntamiento de Vélez-Málaga y la Delegación Provincial de Obras Públicas, criticando la política de construcción de viviendas de protección pública en este municipio.

Ante la noticia, recientemente difundida, de que el Ayuntamiento de Vélez-Málaga ha suscrito un convenio urbanístico con los propietarios de la finca Rancho Monterrey, con una superficie de 127.700 metros cuadrados, situada en la carretera de Arenas, encuentra varios aspectos criticables a tener en cuenta, máxime cuando se anuncia que esta política se va a extender en lo sucesivo a otras fincas rústicas del municipio:

1.- Encontramos loable el intento de buscar una solución al problema de las viviendas de protección oficial, tan demandas y tan escasamente promovidas en las últimas legislaturas. Pero el fin no justifica los medios, máxime cuando estos medios dañan el interés general y pueden ser reemplazados por otros menos dañinos.

2.-En primer lugar, consideramos que el emplazamiento que se ha buscado, la mencionada finca de la carretera de Arenas, se encuentra en suelo no urbanizable. De este modo, se crea el precedente de dejar el suelo urbanizable para la promoción privada y se usa la excusa del “interés social” para ampliar el suelo urbanizable en zonas donde no sería justificable la calificación de urbanizable. Es preciso recordar que esta zona no urbanizable tiene actualmente protección forestal (Sistema General), pues en su día se protegió para lograr mantener el fondo escénico del paisaje de Vélez-Málaga y paliar los efectos de la erosión y desertización del Macizo del Beas.

3.- El Ayuntamiento tiene posibilidad de atender a esta loable misión en el suelo urbanizable actual, utilizando el 15% de aprovechamiento medio que le tienen que dejar todas las promociones, que son muchas. En lugar de esto, el Ayuntamiento está dilapidando este patrimonio a cambio de compras a precio simbólico por los mismos promotores, como forma de autofinanciación. Pero es posible que esto forme parte también de una política de crear guettos en zonas marginales para no mezclar determinados segmentos de la población con las élites que acceden a las costosas viviendas de promoción privada.

4.- La finca en cuestión está en un mal emplazamiento. No es colindante con el núcleo urbano de Vélez, en un suelo inapropiado para la extensión del casco urbano y que por tanto nunca fue incluido como área de expansión urbana. La zona está mal comunicada, con una carretera (de Arenas) muy estrecha y de trazado sinuoso. Por otra parte, el terreno, abrupto, con pendientes del 30% es desaconsejable para ser urbanizado, obligando a importantes desmontes y rellenos de vaguada que desfigurarán irremisiblemente la topografía de la zona.

5.- Por otra parte encontramos algunos problemas técnicos como es el hecho de que esta finca se encuentra a una cota superior que el emplazamiento de los depósitos de agua, hecho que obligará a buscar una solución costosa.

6.- Se tendrá que rellenar la cabecera del Arroyo de las Cañas, tributario del Arroyo del Cementerio, una zona de titularidad pública, como todos los cauces, cuya función recolectora de aguas pluviales se verá seriamente alterada con consecuencias aguas abajo.

Recalificación abusiva

Por este motivo, GENA-Ecologistas en Acción ha presentado un escrito ante la Delegación Provincial de Obras Públicas para que desestime esta abusiva recalificación y el Ayuntamiento busque solución en suelo urbanizable




Visitantes conectados: 487