El estudio de impacto ambiental del camping junto a las Albuferas es un fraude

Ecologistas en Acción de Adra lleva pronunciándose contra el camping, que se pretende construir junto a la Reserva Natural de Las Albuferas de Adra, desde que se conoció el proyecto, por el grave impacto que provocaría en este frágil espacio natural, calificado como Área RAMSAR (Convenio relativo a los Humedales de Importancia Internacional como Hábitat de Aves Acuáticas).

Ecologistas en Acción ha realizado las correspondientes alegaciones cuando estuvo a exposición pública la Autorización Ambiental Unificada del proyecto, promovido por Albufera Playa, S.L., pero ha continuado estudiando dicho proyecto y su Estudio de Impacto Ambiental (EIA) confirmándose los peores temores que teníamos.

El EIA está realizado de tal forma que se pueda justificar sin ninguna duda la construcción del camping junto a la Reserva Natural, ya sea modificando datos, manipulándolos u ocultándolos. Casi habría que dar las gracias a la promotora por construir el camping en dicho sitio.

Es por lo que Ecologistas en Acción se ha dirigido a la Consejería de Medio Ambiente para hacerle llegar la información que considera que se ha de tener en cuenta para negar la autorización a este peligroso proyecto para Las Albuferas.

El estudio ornitológico pretende con solo 10 muestreos llegar a resultados concluyentes que, en cualquier caso, precisarían de un seguimiento de las especies en ciclos anuales completos.

Un error metodológico del estudio, aparece en una de las estaciones de muestreo para el análisis de los desplazamientos de aves, que se sitúa en la línea de playa, donde la falta de visibilidad del interior de las lagunas y hace imposible cartografiar adecuadamente su ornitofauna acuática.

El autor del EIA, indica datos sobre distribución y nidificación de aves que no se corresponden con la bibliografía científica publicada, comenta que el número de especies es de 130, la realidad es que supera las 150, utiliza argumentos científicos de terceros sacando fuera de contexto unas citas y obviando otras.

Respecto a la vegetación, y en la laguna Cuadrada o Aislada que quedaría en el interior del camping, no hace referencia a la presencia de hábitats importantes incluidos en el Anexo I de la Directiva 92/43/CE: Afirme que no existen taxones protegidos cuando sí aparecen plantas acuáticas como Zannichellia contorta, catalogada como vulnerable en la Lista Roja de la Flora Vascular de España, e ignorando la existencia de poblaciones de Junco espigado –Cladium mariscus-. Además, esta laguna cuenta con especies protegidas de reptiles como el Galápago leproso –Mauremys leprosa- incluido en el Anexo II de la Directiva Hábitats como de interés europeo para su conservación, y media docena de aves nidificantes.

En cuanto a la fauna es inadmisible que el autor del estudio no cite al Fartet –Aphanius iberus- como elemento presente y destacable en la actualidad en todo el complejo lagunar, así como tremendamente alarmante que ignore que se encuentre también en la Albufera Cuadrada. Este endemismo exclusivo de la Península Ibérica, confiere a este espacio protegido una singularidad ecológica aún mayor, teniendo en cuenta que la Cuenca del Río Adra es el único lugar de Andalucía donde se encuentra, estando su población concentrada en las Albuferas de Adra. En la laguna Cuadrada aparece una subpoblación de Fartet, por la grave situación actual detectada en ésta y en las características físico-químicas y bióticas de la laguna en los últimos estudios realizados por el Grupo de Acuicultura y Ecología Acuática de la UAL, hay que aumentar el ámbito de protección de la Reserva Natural incluyendo dicha laguna al tiempo que se aumenta el espacio de amortiguación hasta el límite del municipio

Un EIA que mantenga un mínimo rigor científico, no puede soslayar un apartado dedicado a alternativas viables de ubicación en previsión de afectaciones ecológicas significativas, ni debe estar lleno de errores como los cronológicos de la propia historia de las Albuferas de Adra.

El citado Estudio de Impacto Ambiental, carece de la necesaria validez científica como para ser tenido en cuenta, tanto por sus repetidos errores metodológicos y bibliográficos, como por obviar premeditadamente aspectos fundamentales para el análisis correcto del ecosistema, así como por la utilización torticera de datos de terceros para validar supuestos pseudocientíficos tendentes a justificar el bajo impacto que supondría una infraestructura de este tipo en torno a la Reserva Natural de Las Albuferas de Adra.

Ecologistas en Acción se ha dirigido a la Consejería de Medio Ambiente ratificándole que los datos existentes respecto a su avifuana, fauna y vegetación por sí solos hacen inviable la construcción de un camping junto a la Reserva Natural de Las Albuferas de Adra.




Visitantes conectados: 258