Urbanizar los terrenos de RENFE darían la puntilla al tren convencional en Cuenca

Dos proyectos, apoyados uno por la Junta y otro por el Ayuntamiento, que pretenden sacar de la ciudad todas las estaciones de transporte interurbano, sólo favorecen (una vez más) la insostenibilidad y la especulación inmobiliaria. Pero la Audiencia Nacional podría dejar en nada ambos proyectos.

Los proyectos (ampliamente publicitados) suponen el destierro de las estaciones de autobuses y tren convencional al paraje de "La Estrella", los conquenses tendrían que desplazarse a 6 km del centro de Cuenca para poder coger el ave, el tren convencional o el autobús interurbano. Esto no haría más que incrementar el coste, el tiempo de transporte y, por tanto, el consumo de combustible, las emisiones de gases de efecto invernadero y la contaminación.

Esta merma en la calidad del servicio de transporte, así como su encarecimiento, desembocaría, a medio plazo, en la desaparición de la línea del tren convencional para el transporte de viajeros, lo que afectaría, sobre todo, a los habitantes de las zonas rurales que tienen en el tren su principal medio de transporte colectivo a la capital. Localidades como Huete recibirían un duro golpe en sus expectativas de desarrollo.

Tal y como se hizo con la ubicación de la estación del AVE, Junta y Ayuntamiento están negociando la urbanización de los terrenos de RENFE sin tener en cuenta los intereses ciudadanos y la obligada participación. Los conquenses ya mostraron, en su momento, su oposición mayoritaria a sacar la estación del Ave mediante miles de firmas. Ahora Cada una de las instituciones tiene un proyecto distinto, pero Junta y Ayuntamiento están de acuerdo en lo básico: dejar a los ciudadanos de Cuenca sin estación de tren ni de autobús en la Ciudad. Su argumento: sacar las vías de la ciudad, puesto que (según ellos) divide a la ciudad.

Argumento falso: un área sin urbanizar si puede tener efecto barrera, pero en ningún caso unas vías que son fácilmente franqueables y que no tienen ningún efecto de aislamiento ni en Cuenca ni en ninguna de las innumerables localidades con vías en su casco urbano con mucho más tráfico de trenes que Cuenca.

Pero la Audiencia Nacional puede dejar en nada estos planes puesto que La “Plataforma Ave Dentro” (de la que forma parte Ecologistas en Acción de Cuenca) ha interpuesto un recurso contencioso-administrativo contra la aprobación del Proyecto Básico de la estación del AVE, al considerar que no se respetó la legislación vigente, pues no se les dio a los ciudadanos la posibilidad de pronunciarse ante las diferentes alternativas que se estuvieron barajando en el procedimiento administrativo, entre las que se encontraba la ubicación de la estación en los actuales terrenos ferroviarios.

Si la Audiencia Nacional da la razón a los recurrentes, la Estación del AVE se situaría en el centro de Cuenca y dejaría sin sentido el traslado de las estaciones de tren convencional y de autobuses en aras de la supuesta “intermodalidad”.




Visitantes conectados: 623