En el Día de la Tierra, no tenemos nada que celebrar

Ecologistas en Acción de Sanlúcar, hoy 22 de abril Día de la Tierra, no podemos celebrar nada porque la situación medioambiental que se encuentra nuestra localidad sigue siendo triste, donde el Equipo de Gobierno en lo que lleva de mandato no ha buscado soluciones para mejorarla.

Hay una frase muy conocida entre todos los colectivos sociales “piensa globalmente, actúa localmente”, pues bien nuestra organización sale hoy 22 de abril para denunciar que la situación en materia de medio ambiente en casi tres años que lleva de mandato este Equipo de Gobierno, continua igual, calificándolo de falta de interés. Por ello hacemos las siguientes reflexiones:

- En materia de residuos agrícolas, continúan existiendo numerosos vertederos incontrolados en las zonas agrícolas, donde muchas de las sustancias vertidas son altamente contaminantes y muy perjudiciales para salud.

- En materia de escombros, la mala gestión política hace que se ofrezca una imagen dantesca en todo el término.

- En materia de residuos sólidos urbanos, a pesar de los datos que se ofrece por parte de los gobernantes, la cruda realidad es que se recicla nada o muy poco. Casi el 95 por ciento de la población ha reciclado contadas veces.

- En tema de movilidad, no se está apostando por una ciudad más saludable, libre de humos, el coche sigue siendo el principal protagonista de que nuestra ciudad continué aumentando los niveles de emisión, mientras que el transporte urbano no se fomenta por la administración local.

- En materia de medio ambiente urbano, se ha demostrado a consecuencia de las obras (Plan E, Proteja y Memta) acometer verdaderos arboridicios, calculamos que más de 200 árboles de diferentes especies han sido aniquilados.

- En tema de patrimonio, están provocando sepultar nuestra historia, apostando por proyectos que nada tienen que ver con la línea arquitectónica.

- En materia de agricultura y pesca, no se está adoptando ni por asomo medidas más sostenibles y menos agresivas con el medio, como el fomento de la agricultura ecológica y la conservación de los Navazos, y no digamos del sector pesquero, se continúa defendiendo el uso de artes prohibidas que están esquilmando nuestros fondos marinos.

- En materia en parques y jardines, muestran un estado tétrico, como es el caso de Las Piletas que están cerradas desde hace años.

- En materia de espacios naturales, la situación esta igual o peor en muchos casos, pero además se sigue promocionando por el propio Ayuntamiento actividades que deterioran gravemente estás áreas. Por poner un ejemplo reciente, este pasado fin de semana se ha celebrado por parte de un colectivo una convivencia en los Pinares de Bonanza, éstos han dejado esta superficie forestal regada de residuos sólidos, especialmente botellas y plásticos. Desde nuestra organización lo calificamos como de vergonzoso.

- En materia de energía, el propio Ayuntamiento es cómplice del derroche energético, no se está apostando por la reducción del gasto y la eficiencia energética en el Consistorio, por lo que no transmite a la ciudadanía una política de austeridad y optimización de los recursos económicos.

- En materia de agua, no se está trabajando en una buena gestión del agua basada en el ahorro, la depuración y la reutilización.

- En materia de empleo no se está potenciando los empleos verdes, aquellos trabajos que reducen el impacto ambiental de las empresas locales a niveles sostenibles.

Por otro lado, con fecha 18 de febrero, Ecologistas en Acción remitió a este Ayuntamiento y a todos los representantes políticos una moción informando que el 2010, es el Año Internacional de la Biodiversidad, y como tal, al igual que han hecho otros municipios españoles, se debería de ser consecuente y aprobar en un Pleno Municipal, asumiendo objetivos muy importantes, que beneficiaria a todos los sanluqueños (concienciar, sensibilizar y potenciar medidas más respetuosas con nuestro medio ambiente). Hasta el momento, ni siquiera hemos tenido una notificación del gabinete de alcaldía informándonos sobre este asunto.

Para finalizar y a modo de reflexión, tenemos una responsabilidad con las siguientes generaciones, pero además nuestro propio futuro en las próximas décadas también está en juego, si se prolonga la desidia y la falta de interés en materia medioambiental de nuestros gobernantes a nivel local.




Visitantes conectados: 484