Solicitan la suspensión de la actividad de Unalsa

La empresa Universal de Alimentación, S.A. (UNALSA), dedicada a la fabricación de grasas y harinas de origen animal en Alija de la Ribera, Villaturiel (León) sigue desarrollando su actividad sin contar con instalaciones adecuadas de depuración de aguas residuales.

Así lo reconoce la Confederación Hidrográfica del Duero, en escrito que da respuesta a la petición de información formulada por Ecologistas en Acción de la provincia de León.

En consecuencia esta asociación ha invocando el principio de auxilio y colaboración que rige entre administraciones y se ha dirigido simultáneamente al Ayuntamiento de Villaturiel, a la Consejería de Medioambiente de la Junta de C y L y a la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD), para solicitar la suspensión de la actividad infractora de UNALSA, puesto que incumple el condicionado ambiental que le fue impuesto en su autorización y con ello la Ley de Aguas, la legislación medioambiental (estatal y autonómica) de control y prevención de la contaminación; y la normativa sanitaria del Parlamento Europeo y del Consejo (Reglamento CE1774 /2002) que regula el transporte, elaboración, almacenamiento y distribución de subproductos animales no destinados al consumo humano.

En las actuales condiciones los subproductos transformados que UNALSA comercializa para la obtención de piensos, abonos, productos químicos, etc., no se deberían poner en el mercado ni exportar.

Recordamos el amplio historial de esta empresa, (antes conocida como “Industrias y Almacenes Pablos, S.A.”) que acumula más de 50 expedientes sancionadores de CHD y que ha sido y sigue siendo objeto de innumerables denuncias por parte de los vecinos. La mas reciente tuvo lugar el mes pasado, y se debió al derramamiento en la vía pública de la sangre que transportaba un camión de UNALSA.

Tanto la pérdida ocasional de materia prima (despojos de animales muertos en el matadero de León o en otros lugares), como la emisión de gases de olor nauseabundo, (soportado por última vez en agosto de 2009) son incidentes que los vecinos afectados vienen denunciando pública y reiteradamente, ante el SEPRONA y ante las administraciones local y autonómica.

Ecologistas en Acción emprenderá nuevas acciones judiciales en vía contencioso-administrativa, si las administraciones competentes siguen mirando a otro lado y tolerando que las instalaciones de UNALSA funcionen al margen de la legislación que protege la salud pública y el medio ambiente. Todo ello sin perjuicio de las acciones penales que puedan ejercitarse ante los juzgados de instrucción.




Visitantes conectados: 510