Una mina de yesos amenaza un hábitat de protección especial

Ecologistas en Acción alerta del impacto sobre la flora, fauna y suelo que ocasionaría la ampliación de una cantera de yesos en Aleas, por considerarlo irreversible.

La mina de yesos se encuentra en Aleas, pedanía de Cogolludo, y ha pedido una prorroga y ampliación de la explotación. La afección a la vegetación sobre suelos de yesos sería irreversible, y el caso es idéntico a la zona de Medranda, donde hace dos años se evitó la destrucción de este tipo de Hábitat de protección especial.

Ecologistas en Acción ha solicitado una reunión con Angela Ambite, Delegada en Guadalajara de la Consejería de Industria y Medio Ambiente de la JCCM para tratar sobre el proyecto de prorroga de la Concesión de una cantera de yeso en la localidad de Aleas, pedanía de Cogolludo, que lleva treinta años destruyendo un ecosistema calificado como “Hábitat de Protección Especial”. Esta calificación tiene lugar en tres Informes emitidos por diversos departamentos de la Delegación de Medio Ambiente en Guadalajara a lo largo de los años 2006 y 2008, y por dos Informes del Organismo Autónomo Espacios Naturales de Guadalajara emitidos en 2009 y 2010.

La Concesión de dicha cantera caduca en el próximo 2011, y actualmente se está llevando a cabo el proceso de Evaluación Ambiental de la prorroga de la Concesión que ha solicitado la empresa explotadora de la cantera para otros treinta años.

En los Informes del Organismo Autónomo Espacios Naturales de Guadalajara se considera que la prorroga de la explotación minera supondría una “afección crítica” sobre un espacio considerado como “Hábitat de Protección Especial” por la Ley 9/1999 de Conservación de la Naturaleza en Castilla-La Mancha, que prohíbe su destrucción. En estos Informes se recoge que “Gran parte del proyecto de explotación se encuentra sobre un encinar-quejigar sobre yesos (Quercus ilex y Quercus faginea). Se trata de un bosque relicto de gran interés por tratarse de muestras del tipo de vegetación clímax sobre sustratos yesosos (muy escasos en la Península Ibérica).” Que “El proyecto de explotación causaría la destrucción del encinar-quejigar sobre yesos y la de diferentes comunidades gipsófilas, Hábitat de Protección Especial incluido en el Anejo I de la Ley 9/1999 de Conservación de la Naturaleza en Castilla-La Mancha”. Y que “Por tanto, la viabilidad ambiental del proyecto dependerá de que se minimice la afección sobre la formación boscosa de quejigos asentada sobre yesos de elevada singularidad y rareza en el ámbito autonómico y nacional. Hay que tener en cuenta que hay muchos quejigares sobre margas, calizas, etc., pero hay poquísima superficie sobre yesos”.

Hay que resaltar que este “Hábitat de Protección Especial” es muy similar al ecosistema de la zona de Medranda, donde ya se declaró Ambientalmente no viable un proyecto de explotación de canteras hace dos años. Y que, además, se encuentra en el límite del PORN del futuro Parque Natural de la Sierra Norte de Guadalajara.

En el período de exposición pública del proyecto de prorroga de la Concesión de la cantera de yeso de Aleas, se han presentado cerca de 120 alegaciones en contra de la continuidad de explotación minera por parte de los vecinos de la zona y de personas que desean la preservación de tan valioso ecosistema, entre ellas Ecologistas en Acción.

Los vecinos consideran que dentro de los más de 3.000.000 de m2 que tiene la actual Concesión minera puede seguir explotándose el yeso sin necesidad de destruir un hábitat tan singular.

Por otra parte, la explotación minera se está realizando en la actualidad sin la preceptiva Licencia Municipal de Actividad. Circunstancia que ha sido reiteradamente denunciada por los vecinos ante el Ayuntamiento de Cogolludo, sin que este haya tomado ninguna medida, a pesar de las grietas que las explosiones producidas por las voladuras que tienen lugar en la cantera están provocando en las casas del pueblo de Aleas.

Por todo lo anterior, Ecologistas en Acción considera que el proceso de Evaluación Ambiental de la prorroga de la Concesión minera de la cantera de Aleas debe resolverse con una Declaración de Impacto Ambiental negativa, que declare ambientalmente inviable el proyecto de prorroga de la Concesión. Evitando así un auténtico atentado medio ambiental y preservando un ecosistema tan especial




Visitantes conectados: 464