La Junta vende la reserva pesquera del Guadalquivir

Ecologistas en Acción denuncia que la Consejería de Agricultura y Pesca de la Junta de Andalucía, está cediendo ante las presiones de la flota de cerco de Sanlúcar de Barrameda y, prepara una modificación de la Orden de 16 de Junio de 2004, para permitir la pesca a 9 barcos de cerco de la flota de Sanlúcar dentro de la reserva desde finales del presente mes de Junio al 30 de Septiembre, poniendo en riesgo el equilibrio de los recursos pesqueros del Golfo de Cádiz.

Ecologistas en Acción denuncia que la Consejería de Agricultura y Pesca prepara una disposición transitoria de la Orden 16 de Junio de 2004, por la que se declara la reserva pesquera del Estuario del Guadalquivir. Por esta disposición transitoria se permitiría a 9 barcos de cerco de la flota de Sanlúcar de Barrameda faenar dentro de la Zona D de la reserva pesquera del Guadalquivir, delimitada como zona de cría y alimentación de las especies de interés pesquero. El boquerón que se reproduce en este área, es la principal especie objetivo de la flota de cerco de Sanlúcar de Barrameda y, la pesca de esta especie, en esta área, ejerce una enorme presión sobre la administración andaluza de pesca desde que fue declarada esta reserva de pesca.

Ecologistas en Acción denuncia que esta decisión es una terrible incongruencia pues, no se puede permitir la pesca en una zona de cría y alimentación, y menos en un área de especial interés para el reclutamiento de la especie objetivo, el boquerón. Y, además en la época de mayor importancia para la reproducción de la especie, época comprendida entre junio y agosto, ambos meses inclusives. Estos datos, vislumbran que con esta medida, la reserva pesquera del Guadalquivir dejaría de tener sentido y eficacia para el mantenimiento de las poblaciones de boquerón del Golfo de Cádiz.

Ecologistas en Acción de Andalucía denuncia que los volúmenes de captura que se permitirían a la flota son inasumibles por la pesquería ya que se permitirán la extracción de 1.200 Kilogramos de boquerón por cada una de las 9 embarcaciones y día, durante 47 días. Lo que daría a la flota de cerco de Sanlúcar unas posibilidades exclusivas de captura de 507.600 kilos (507,6 toneladas), en una zona de cría y engorde de la especie, por lo que, la repercusión sobre la población del boquerón serían mayores que en otros lugares de extracción del recurso.

Estos datos son escandalosos debido, tal y como, reconoce el propio comité científico del Consejo Internacional para la exploración del mar (ICES, en sus siglas en inglés), la población de boquerón es altamente cambiante debido a su elevada mortalidad, ciclo de vida corto y, a su dependencia anual en el reclutamiento poblacional en la época reproductiva y, permitiendo la extracción de 507,6 toneladas en una zona para la cría y alimentación de alta importancia para el boquerón supone un alto riesgo para toda la pesquería del Golfo de Cádiz.

Finalmente, Ecologistas en Acción denuncia el ocultismo del estudio encargado por la Consejería de Agricultura y Pesca al Instituto Español de Oceanografía, para evaluar los posibles efectos sobre los recursos pesqueros de la Reserva Pesquera del Guadalquivir, documento al que no ha tenido acceso ni el resto del sector pesquero del Golfo de Cádiz ni la ciudadanía.




Visitantes conectados: 410