Medio Ambiente se opone a proteger áreas naturales

Ecologistas en Acción denuncia públicamente la actitud anticonservacionista de la delegada de la Consejería de Medio Ambiente (CMA), Silvia López, que en la reunión de la Junta Rectora del Natural Bahía de Cádiz celebrada el día 8 de julio, se ha opuesto con rotundidad a que en el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) incluya la protección de los escasos retazos de áreas naturales que se conservan en el entorno del parque natural en lazándolos con corredores ecológicos para evitar el aislamiento de este espacio protegido.

La Junta Rectora del parque natural se convocó para informar el nuevo PGOU de El Puerto al que afecta directamente por la propuesta de construir un nuevo acceso al puerto comercial con puente sobre el Guadalete incluido, e indirectamente por la colmatación urbanística que pretendes desarrollar en su entorno. Los representantes ecologistas propusieron que la Junta Rectora incluyera en su informe preceptivo que se mantuvieran protegidas las escasas áreas forestales que se conservan en el entorno del parque natural, como son los pinares y retamares de antiguo camping de Valdelagrana, los pinares y sabinares del Cuvillo o el bosque del Rancho Linares, y que se enlazaran entre sí y con otras áreas protegidas del término municipal, como son el Coto de la Isleta o la Sierra de San Cristóbal por medio de corredores ecológicos para lo que habría que recuperar las vías pecuarias y retazos de vegetación existente. Evitar el aislamiento de los espacios naturales y desfragmentar el territorio para evitar continuos urbanos que crean efectos barrera a la flora y fauna es uno de los objetivos de la estrategia de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza que la CMA dice apoyar.

Propuestas Reserva Natural de las Lagunas de El Puerto de Santa María y su entorno

Sorprendentemente la sra., delegada de la CMA, Silvia López, no solo no apoyó esta sensata propuesta sino que se opuso con vehemencia, argumentando primero que la Junta Rectora no era competente para informar actuaciones fuera del parque natural, lo que fue rebatido por los ecologistas recordándole entre las competencias legales de las Juntas Rectoras (Decreto 239/1997) se encuentra proponer “normas para una eficaz defensa de sus valores ecológicos, promoverán el desarrollo sostenible tanto en el interior como en el entorno del Parque Natural y realizarán cuantas gestiones estimen positivas y necesarias para el espacio natural...”.

Al final la sra. Presidenta aceptó que se votara esta propuesta que, por increíble que parezca, la propuesta fue rechazada por el voto en bloque de los representantes de la Junta, incluido el de la sra. delegada y el director del parque natural, votando a favor, además de los ecologistas, los representantes de la Diputación, de la Demarcación de Costas y del Consejo Superior de Investigaciones Científicas, que hizo una encendida defensa de la propuesta de los ecologistas a la que calificó de rigurosa desde los puntos de vista científico y medioambiental, criticando duramente la actitud de la sra. delegada de la CMA.

Hay que destacar que la Declaración Previa de Impacto Ambiental del PGOU; aprobada por la propia delegación de la CMA, prescribe la protección de todas estas masas forestales, por lo que no se entiende -o lo entendemos demasiado bien-, este cambio de actitud que solo favorece a los especuladores urbanísticos –importantes empresas constructoras han adquirido algunos de estos pinares- y perjudicará de forma importante a este parque natural que terminará rodeado de urbanizaciones.




Visitantes conectados: 385