Dos águilas muertas por tendidos eléctricos

Miembros de Ecologistas en Acción han realizado una protesta en la puerta de la Delegación en Albacete de la Junta de Comunidades, desplegando una pancarta detrás de dos águilas que en los dos últimos días han muerto en tendidos eléctricos de la zona de Alatoz-Carcelén-Alpera. El motivo de la protesta, la Evaluación de Impacto Ambiental positiva, publicada el pasado mes, de un parque eólico en la Sierra del Boquerón (Villa de Ves).

Dos águilas muertas

Se da la circunstancia que dicho proyecto se sitúa íntegramente en una zona elegida por la Junta para ser Lugar de Interés Comunitario (L.I.C. "Hoces del Júcar") por sus altos valores naturales, por lo que esta asociación no entiende que la Consejería de Medio Ambiente seleccione este lugar para darle una protección europea, y posteriormente estime que la instalación de trece molinos, línea de evacuación y caminos de acceso no producen suficiente daño como para desestimar la instalación.

A la Evaluación de Impacto Ambiental presentaron unas excelentes alegaciones varias personas, siendo desestimadas. Esta asociación ha presentado un recurso ante la Declaración de Impacto Ambiental positiva, en base a los siguientes motivos:

Aunque son las Comunidades las que proponen a Europa los espacios que van a formar parte de la Red Natura 2000, y formalmente todavía no están aprobados, la mera propuesta de un espacio tiene en Europa la consideración de protección efectiva, y se impiden por lo tanto los proyectos que puedan suponer una disminución de sus valores naturales, como entendemos se produce en este caso.

La Junta se comprometió, al inicio de la implantación de la energía eólica en esta Comunidad, a excluir todos los espacios protegidos. Esta aprobación supone vulnerar el espíritu, aunque no la letra, del Decreto donde se especificaban las Zonas de Exclusión de estas instalaciones, ya que aunque formalmente no está protegida, sí está elegida por la propia Junta para serlo.

La zona tiene los suficientes valores naturales (paisajísticos, fauna y especialmente flora) como para no degradarlos de esta manera, como los propios informes de los técnicos de la Delegación de Albacete evidenciaban.
La comarca de Alatoz - Carcelén - Alpera - Balsa de Ves - Villa de Ves, de grandes valores naturales debido a ser zona de transición de la Meseta a tierras valencianas y a tener una baja densidad de población, ha sido ya ocupada por varios parques eólicos y tendidos de alta tensión que han reducido el hábitat de algunas especies protegidas, y han ocasionado la muerte de otras.

Esta asociación apoya la instalación de energía eólica, siempre que se haga en lugares apropiados y haciendo todo lo posible para reducir los impactos que cualquier gran instalación produce. Es por ello que de los numerosos parque eólicos que se han instalado en Albacete solo nos hemos opuesto a este y anteriormente al de Carcelén, debido a que se ubican en lugares de gran valor ambiental y paisajístico.

No es razonable que se evalúe individualmente el Impacto Ambiental de cada parque, sin hacer una Evaluación Ambiental en conjunto, pues los efectos negativos de cada uno se van sumando cuando se encuentran juntos como ocurre en esta comarca.

Estas dos águilas muertas, encontradas casualmente, no son más que una parte de las aves protegidas que cada año están muriendo en los tendidos eléctricos o envenenadas. La presión que estamos realizando sobre ellas, llevando nuestra "civilización" a todas partes, les reduce el espacio vital. El nuevo parque eólico supondrá una nueva pérdida de un hábitat seguro para ellas y será una nueva vuelta de tuerca para la desaparición en nuestra provincia de estas emblemáticas especies.

La Carta - protesta por la aprobación del Parque Eólico Sª del Boquerón que un experto estudioso de esta Sierra ha enviado a Bono, explica perfectamente sus valores merecedores de ser conservados.




Visitantes conectados: 610