Tranvía en León, despilfarro y falta de transparencia

Ecologistas en Acción ha remitido un requerimiento, dirigido al Alcalde de León, pidiendo que someta a información pública el proyecto completo del tranvía y tramite el correspondiente expediente administrativo para su aprobación de acuerdo con la legislación que es de obligado cumplimiento (incluso para el concejal delegado de urbanismo) antes de que se inicien las obras de reurbanización de la Avda. Padre Isla o las de remodelación de la Plaza de Sto. Domingo.

La asociación, también se ha dirigido a la Comisión Territorial de Prevención Ambiental para que solicite al Ayuntamiento de León el proyecto del trazado del tranvía y pueda someterlo a dictamen, de acuerdo con el RD de Evaluación de Impacto Ambiental.

La actuación, presentada como inminente, resulta tanto más arbitraria si tenemos en cuenta que el Plan de Movilidad Urbana Sostenible -que supuestamente la justifica-, ni fue sometido a información pública, ni fue aprobado por el Pleno. Es decir, el PMUS que supuso una cuantiosa inversión municipal, carece de virtualidad jurídica y en estos momentos ni siquiera puede ser consultado por el público, pues ha desaparecido de la página web municipal.

El Sr. Gutiérrez pretende imponer estas obras por la vía de los hechos consumados, o lo que es lo mismo, prescindiendo de los mecanismos de aprobación, información y participación pública que arbitra la legislación aplicable a los proyectos de construcción y explotación de líneas de tranvía.

Además de la omisión del trámite ambiental antes mencionado, destacamos los siguientes incumplimientos:

  • Ley de Urbanismo de C y L y su Reglamento, puesto que el trazado del tranvía liberará terrenos en el entorno de la estación de FEVE, donde construir nuevas viviendas y exigirá modificación de PGOU y aprobación de ordenación detallada.
  • Reglamento de Servicios de la Corporaciones Locales, ya que no se ha dado trámite al expediente de municipalización con el que determinar el modo de gestión del tranvía; y Ley de Bases de Regimen Local ya que ni siquiera se ha designado la Comisión Especial de Estudio encargada de elaborar la memoria justificativa del proyecto.
  • Ley 30/ 2007 de Contratos del Sector Público. No tiene ningún sentido adjudicar obras antes de elaborar y aprobar el estudio de viabilidad de su construcción y explotación.
  • Ley 27/2006, de 18 de julio, por el que se regulan los derechos de acceso a la información, de participación pública y de acceso a la justicia en materia de medio ambiente.

Es indiscutible la necesidad de mejorar la integración del ferrocarril en la ciudad; el tranvía, en términos generales, es la modalidad de transporte colectivo que más ventajas reporta al medioambiente (reducción de emisiones de gases contaminantes y de efecto invernadero, del ruido, del gasto energético, etc.); pero en una ciudad del tamaño de León, y más aún en tiempos de crisis, la movilidad sostenible puede alcanzarse sin necesidad de despilfarrar el dinero público en la adjudicación de costosas obras como las que requiere la construcción de líneas de tranvía.

Es absurdo priorizar su ejecución antes de adoptar otras medidas, que con un coste económico muy bajo, pueden mejorar la movilidad urbana, la calidad del aire, el uso de los espacios públicos y disminuir la accidentalidad; tales como:

  • Implantación de carriles bus, opción mucho más barata que el tranvía.
  • Creación de líneas de autobús de ámbito supramunicipal que unan los núcleos de población del área metropolitana con el centro y con los focos de mayor demanda de transporte público (Hospitales, Universidad, Polígono Industrial, etc.)
  • Favorecer el uso seguro de la bicicleta como medio alternativo de transporte, mediante el trazado de carriles bici sobre la calzada de las principales vías urbanas (carriles de los que sigue careciendo el municipio de León)
  • Campañas informativas de concienciación y disuasión del uso del automóvil privado; medidas para calmar el tráfico, etc.



Visitantes conectados: 392