Incumplen la Ley de Acceso a la Información Ambiental

Ecologistas en Acción remitió, en el pasado mes de enero, a las Comunidades Autónomas con centrales térmicas de producción de electricidad una serie de preguntas relativas a la calidad del aire en el entorno de las mismas para el año 2003. Más de dos meses después (que es el plazo establecido por la legislación) dichas comunidades no han respondido de ninguna manera, algo que sí han hecho otras comunidades autónomas, por lo visto más respetuosas con la ley y con el medio ambiente, por no mencionar la salud de los ciudadanos.

En concreto, las preguntas se referían al número y a la disposición de las estaciones de medición de tres contaminantes atmosféricos (dióxido de azufre SO2, óxidos de nitrógeno NOx y partículas en suspensión PM10), a distintas concentraciones de SO2, NOx y PM10 en estas estaciones de medición, así como a las concentraciones de emisión de las centrales de los citados contaminantes. El objetivo de las preguntas era la comprobación del grado de cumplimiento del RD 1073/2002 de 18 de octubre, el cual es la transposición de la Directiva europea 1999/30/CE, que fija los límites de los anteriores contaminantes.

El efecto de los contaminantes es el siguiente: los óxidos de azufre y de nitrógeno provocan problemas en el sistema respiratorio (disminuyen la resistencia a las infecciones, aceleran el envejecimiento del pulmón y facilitan el desarrollo de enfermedades crónicas) y dan lugar a las lluvias ácidas, que producen graves daños sobre los ecosistemas, trasladándose a grandes distancias de las instalaciones donde se emiten. Los NOx son precursores de ozono troposférico, a su vez un potente contaminante que alcanza niveles muy altos en verano.

Ecologistas en Acción realizó el año pasado un informe sobre el estado de la calidad del aire en el entorno de las centrales térmicas de producción de electricidad con datos pertenecientes al año 2002. Este informe se elaboró con las respuestas a las preguntas citadas anteriormente y que, en la mayoría de los casos, las comunidades autónomas contestaron en la forma legalmente establecida. El resultado final de las conclusiones no era positivo para algunas centrales, por tanto es de suponer que no sería del agrado de las comunidades autónomas en las cuales éstas están ubicadas.

Galicia y la Región Murciana son reincidentes en su incumplimiento, ya que el año pasado tampoco ofrecieron las respuestas a las preguntas de Ecologistas en Acción.




Visitantes conectados: 312